Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

domingo, 31 de julio de 2016

Ileana Ros-Lehtinen abogada defensora de las Damas de Blanco

 

Escrito por  Nicanor León Cotayo 
Nadie duda que Ileana Ros-Lehtinen tiene el mérito de haber hecho suyas todas las maquinaciones contra Cuba.

Este sábado publicó un artículo en Diario las Américas donde se transformó en abogada defensora de las llamadas Damas de Blanco.
Como es sabido, se trata de un grupo alquilado por Washington que, a cambio de dinero, sale a caminar por zonas habaneras o de otros lugares.
Para mayor escándalo todo el mundo sabe que el pago depende del servicio prestado.
Ella concentra su ataque desde Miami en proclamar que las rodea un sostenido y férreo cerco represivo.  
Tratando de apuntalar un criterio como ese agrega que en La Habana rodean su sede para “impedir las marchas”.
Pero después Ileana se contradice al escribir que “cada domingo” han sido acosadas y reprimidas.
¿Dónde? ¿Acaso en una sede supuestamente rodeada por la Seguridad del Estado para impedir todos sus movimientos?
Sin embargo, la pequeña congresista no se amilana ante su propia adversidad y vuelve al ruedo afirmando:


Aún cuando nadie duda de la opresión del régimen castrista, “sus continuas golpizas a mujeres indefensas nos paraliza a todos.”
En las calles de nuestra comunidad, ellas son alabadas y reconocidas por su compromiso a esta causa.
¿Quién las elogia tan apasionadamente en lo que Ros-Lehtinen denomina “nuestra comunidad?
Por gente resentida como ella, y aislada, que como parte de su contrato dispensan credibilidad a criaturas sencillamente depravadas.
Pero Ileana no ocultó su alianza con tales elementos cuando escribió,  depende de nosotros, si desplegamos el mensaje de las Damas.
Fue aún más lejos afirmando que, solo si trabajamos juntos, su actividad será conocida en cada rincón del mundo.
Por último, ella fue tan temeraria que aseguró, algún día Cuba  disfrutará de las libertades que nosotros disfrutamos en los Estados Unidos.
Mal momento para decirlo, pues en los últimos meses allí han tenido lugar sangrientos sucesos que arrancaron la vida a numerosos integrantes de la comunidad negra.
Todos a manos de policías blancos que no fueron ni rozados ni con el pétalo de una rosa por esos crímenes.
De ahí se desprendieron otros acontecimientos igualmente sangrientos: la muerte de uniformados de ese cuerpo represivo.
No en balde, académicos, políticos y observadores han insistido durante los últimos días en hablar de la crisis “que vive la sociedad estadounidense”.
Entonces cabe una sugerencia a la ilustre pequeñita del Congreso y Diario las Américas, solo cabria hablar de las Damas que alquila Washington.
Tomado de CubaSi 

No hay comentarios:

Publicar un comentario