Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

lunes, 6 de junio de 2016

Desde el campo hacia La Habana



Desde niña he viajado a la capital de todos los cubanos con regular frecuencia, recuerdo que entonces vivía entre valles y montañas, a un lado las aguas cristalinas del Río Jatibonico del Norte, y al otro fincas colindantes.

Lo de los viajes a La Habana, primero por tratamientos médicos y luego por paseos, pero… preparar un viaje de estos lleva, para la gente del campo muchos preparativos, no se trata solo de la maleta con la ropa, los zapatos y  el aseo, en  fin todo lo necesario, pero  hay otro bulto que no podía quedarse.
Ese otro bulto casi siempre iba empacado  en una caja de cartón bastante grande, allí mis padres, y tíos echaban de todo para comer, arroz, frijoles, viandas, principalmente el conocido como plátano macho y la malanga, pero había también una modalidad para llevar las carnes.
Recuerdo que mi madre, excelente cocinera, desde varios días antes echaba mano a par de pollos, o pollonas, las freía a fuego lento y luego las depositaba en una vasija toda cubierta con manteca de cerdo.
De igual manera empacaban cualquier otro tipo de carne para conservarla y llegara en perfecto estado a su destino, pues por los alrededores no existía un refrigerador para congelarlas, tampoco podían faltar  en el equipaje tres o cuatro quesos blancos, pulcramente prensados con la leche de vaca de la finca.
En fin,  para mi inocencia salvaje todo aquello era un festín, que recuerdo como algo especial,  que lo disfrutaba tanto como el propio paseo.
Por qué¿ hago todo esta breve crónica, pues por estos días alisto un viajecito de ida y regreso a la Capital , y aun cuando conozco perfectamente que ya no es necesario echarle manos a tantos equipajes con comida, la costumbre puede y vale mucho, jejejejee , ya voy por unos cuantos artículos: Carne de cerdo, que aquí es mucho más barata, queso blanco, plátanos machos, mermeladas con la marca registrada de la Empresa cítrico Ceballos, al igual que el jugo de limón, y el dulce de guayaba, entre otros productos. ¡! Nada!!! que como dice un añejísimo adagio: “El venao siempre tira para el monte”.
Con esto tengo a bien comunicarle a mis lectores que estaré ausente del blogs y de las redes por unos días, pero igual los tendré presente a todos, solo espero, que como siempre lo hacen, no desmayen en la lucha de cada día por desmontar una a una cada mentira de quienes tratan de quebrantarnos los sueños de paz y justicia en este continente y el mundo, en ese mundo al que aspiramos sea verdaderamente MEJOR, porque así lo merecemos.

1 comentario:

  1. Oyeeee, te deseamos un feliz viaje.......Pero estas en las mismas que los progenitores, vas cargada. jajajajajaja. Un abrazo.

    ResponderEliminar