Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

lunes, 14 de marzo de 2016

Tergiversación mediática contra Cuba engaña a Michelle Obama



Por Arthur González. /El Heraldo Cubano
Aunque resulta inverosímil, la Primera Dama de Estados Unidos, y eminente abogada, Michelle Obama, ha sido engañada por la manipulación mediática que sus propios medios han tejido contra la Revolución cubana.

Esto se materializó en sus recientes declaraciones de que “durante su breve visita a La Habana promoverá en Cuba una campaña para la educación de las niñas”, algo que ni se le ha solicitado y mucho menos resulta necesario.
Michelle, evidentemente no ha recibido una buena preparación para ese viaje, porque Cuba es uno de los países con más alto nivel educación, de acuerdo con datos aportados por la UNESCO.
La Primera Dama debe saber que la educación representa para el Estado y la sociedad cubana, uno de sus pilares fundamentales, un compromiso ineludible con la sociedad y desde que triunfó la Revolución, la educación es totalmente gratuita por ser un derecho de todos los ciudadanos, recogido de esa forma en la Constitución.

El Sistema Nacional de Educación cubano abarca la educación inicial, preescolar y primaria; el nivel medio incluye la educación secundaria básica, la educación preuniversitaria, la educación técnica y profesional y la educación de adultos; en el nivel terciario se inscribe la educación superior. El Sistema está integrado por un conjunto de subsistemas orgánicamente articulados en todos los niveles y tipos de educación, con igualdad de derechos para niños y niñas, blancos, negros y mestizos.

Evidentemente, Michelle desconoce que en Cuba existen 65 centros de enseñanza universitaria, a las que se suman 3 mil 150 sub sedes municipales en todo el territorio nacional, creadas a partir del curso escolar 2001-2002, cifras reconocidas por la UNESCO.
Además, en la Isla estudian en la Educación Superior un promedio anual de 29 mil becarios extranjeros.
Los responsables de preparar al Presidente Obama y a su esposa para la visita histórica a Cuba, deberían explicarles que la enseñanza preuniversitaria se imparte en 374 centros del país, distribuidos en 115 municipios de los 169 existentes, con diferentes perfiles como son:
– 67 centros Preuniversitarios de Ciencias Pedagógicas (IPVCP).
– 33 escuelas Superior de Perfeccionamiento Atlético.
– 15 escuelas de Instructores de Arte (EIA), en las especialidades de Música, Artes Plásticas, Danza y Teatro.

Por si fuera poco, la colaboración de Cuba con el Programa de alfabetización, IPLAC, está presente en 27 países del mundo, lográndose alfabetizar a 3 millones 151 mil 420 ciudadanos, con el método cubano “Yo sí puedo”, razón por la cual Cuba ha recibido múltiples reconocimientos de Organismos internacionales como son:
-Premio Krupskaya, otorgado por la Batalla del sexto grado, en 1964.
-Premio Pavlevi, otorgado al modelo de educación de adultos en 1968.
-Premio a la educación de pescadores a través de la radiofonía, en 1985.
-Premio Krupskaya por la campaña de alfabetización para ciegos en
sistema Braille, en 1990.
-Mención Honorífica del Premio internacional Rey Sejong al proyecto: El proceso de Alfabetización de los medios de comunicación masiva: una alternativa para países subdesarrollados, de Cuba, en 2002.
-Mención Honorífica del Premio Rey Sejong a la Cátedra de Alfabetización y Educación para Jóvenes y Adultos del Instituto Latinoamericano y Caribeño, en 2003.
-Premio Honorífico Rey Sejong al proyecto cubano: El proceso de Alfabetización de los medios de comunicación masiva, Una alternativa para países subdesarrollados, en 2006.
-Premio Honorífico del Premio Rey Sejong a la Cátedra de Alfabetización y Educación para Jóvenes y Adultos del Instituto Latinoamericano y caribeño en el 2007.

Ante estos logros, la Oficina regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, consideró en el año 2014 que “La educación cubana es un ejemplo para el mundo, por sus avances en el desarrollo de su sistema educativo para todos, los cuales son mayores con respecto a varios países más desarrollados”.
La UNESCO afirmó que “Cuba tiene un Índice de Desarrollo de la Educación para Todos muy elevado, incluso si se compara con los países desarrollados”. El índice consideró la calidad, la primera infancia, la primaria, los jóvenes, la alfabetización de los adultos y la paridad entre los sexos.
Según ese índice, Cuba ocupa el primer lugar entre todos los países latinoamericanos, incluyendo México y Venezuela, lo que permite evaluar el nivel global de la implementación de los objetivos de la iniciativa de la UNESCO “Educación para Todos”, lanzada en el año 2000.
De acuerdo con el último informe de la iniciativa, la Isla ocupa también el primer lugar entre los países con ingresos bajos que más gastan en educación.
Sin embargo, en Estados Unidos los estudios universitarios son muy costosos, pues un año lectivo en una universidad prestigiosa una carrera de cuatro años de duración, puede costar aproximadamente 50 mil dólares.
El precio de la matrícula es sólo el comienzo del gasto. Los estudiantes también deben pagar alojamiento, libros, otros materiales, comida, transporte, incluido el estacionamiento y cualquier otro consumo.
Por tanto, el proyecto que Michelle Obama desea instrumentar en el mundo denominado “Let Girls Learn” (Dejemos que las niñas aprendan), lanzado hace un año, con el objetivo de dar acceso a la educación a 62 millones de niñas y adolescentes en todo el mundo que no acuden a la escuela, no es válido para las niñas cubanas.
Realmente, el referido programa educativo resultará humanitario para países con sistemas capitalistas que no ven en la educación una prioridad, algo que la Revolución cambió cuando en 1959 el gobierno aprobó un presupuesto para por primera vez abrir en todo el país 10 mil aulas rurales, llevando la educación a las zonas más apartadas del archipiélago cubano.
Michelle Obama podrá constatar que en Cuba no hay nada más importante que los niños, siguiendo los principios de José Martí, cuando expresó:
“Para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario