Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

martes, 27 de enero de 2015

Raúl Castro, la CELAC y la derecha rabiosa



 Por:  Ángel Bravo

El 21 de enero se confirmó la asistencia del Presidente Raúl Castro a la III Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC) en Costa Rica los días 28 y 29. Los pueblos latinoamericanos y antimperialistas estaban a la espera de esa confirmación, porque la presencia de Raúl en la CELAC es la presencia de Cuba; nación revolucionaría, digna y soberana que ha resistido todo tipo de agresiones del imperio.

Desde que el 17 de diciembre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos anunciaron restablecer relaciones diplomáticas, los grandes medios -todavía perplejos- se han referido al tema, con prejuicios, falacias y temores. En días recientes, representantes de ambos gobiernos, demostraron en La Habana, que es posible dialogar, aun teniendo profundas diferencias. Quienes creían que Cuba llegaría a la mesa de diálogo, renunciando a su independencia y a los principios socialistas, se equivocaron; no conocen la esencia de la Revolución Cubana.

La CELAC la conforman 33 Estados. Por primera vez una organización latinoamericana abarca esa cantidad de países, sin el control del amo del norte. Al constituirse la CELAC -en febrero de 2010-, empezó a anidarse los sueños de Bolívar y Martí: la integración de Nuestra América. Su objetivo es: “profundizar la integración política, económica, social y cultural de América Latina y el Caribe, basado en el pleno respeto por la democracia y los derechos humanos.”
En este corto camino, no todos sus miembros han sumado hacia ese objetivo, porque algunos gobiernos todavía son aliados de Washington. Es el caso de Costa Rica que tuvo la Presidencia pro témpore el 2014 y que la entregará en esta III Cumbre a Ecuador, sin haber logrado ningún avance significativo. Costa Rica aspira ingresar a la Alianza del Pacífico. Washington está satisfecho por el buen proceder de su socio.
Ante esa pasividad, el Presidente Rafael Correa ha anunciado que Ecuador propondrá objetivos cuantificables a la CELAC: la lucha contra la pobreza extrema, la construcción de una arquitectura financiera regional, el desarrollo de la ciencia, la tecnología, y el desarrollo de la infraestructura vial, productiva y energética.
Esta es la primera vez que un Presidente de Cuba socialista llega a Costa Rica. Dado el valor de la Cumbre, la reacción que produce el anuncio de la presencia de Raúl Castro, resucita el fantasma del anticomunismo. La “importancia” que se le da al evento, puede verse en los diarios digitales de ese país, que primero quisieron invisibilizarla, luego hablaron del costo de cada silla donde se sentarán los presidentes, para terminar mostrando hostilidad contra la delegación cubana, señalándola de promover desde la CELAC un bloqueo contra la Organización de Estados Americanos (OEA).
Quienes así se expresan son algunos residuos batistianos que huyeron a Costa Rica cuando triunfó la Revolución, y han pasado su vida soñando con volver a retomar su s negocios del juego y la mafia en la Isla.
Defender hoy a un cadáver insepulto como la OEA, es vivir de espaldas a la historia. Quien conozca y respete América Latina, sabe que la OEA nunca ha defendido los intereses de la Patria Grande. Los que hoy la añoran, son los que siempre han callado, cuando grupos terroristas apoyados desde Miami han atentado contra la delegación cubana en las cumbres; son los mismos que promueven la desestabilización de los gobiernos progresistas de América Latina; son los que hoy aplauden el desabastecimiento de alimentos a manos de la oligarquía en Venezuela.
La derecha latinoamericana resiente otra Cumbre de la CELAC porque sabe lo que ella logrará para la integración y el desarrollo de nuestros pueblos; pero se irrita rabiosamente, al saber de la presencia de Raúl, porque Raúl simboliza la resistencia, la soberanía y la combatividad de un pueblo, que sin renunciar a ninguno de sus principios, fue capaz de sentar al imperio a la mesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario