Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

domingo, 1 de junio de 2014

Visité al Che y su destacamento de refuerzo



Quince años después que se encendiera la llama eterna en el mausoleo que guarda los restos de nuestro Guerrillero Heroico y su destacamento de refuerzo, estuve allí, ya me lo habían dicho: “Es muy impresionante el lugar”, pero nunca a tal extremo.

El lugar que semeja una gruta,  es verdaderamente impresionante, entrar allí es como escuchar su voz, es como verlo con su adarga al brazo encima del  costillar de Rocinante, es reafirmar que por más que lo ocultaron bajo tierra NUNCA silenciaron, ni silenciaran su verbo de llamado al combate a favor de las causas justas de este mundo.


Cuando entré al casi perfecto paraje que guarda los restos del Che, sentí que hoy su voz no es menos alta, que su sueño americano está aquí, en las manos de todos, y sentí además que su destacamento de refuerzo está firme y listo para continuar, aunque sea por recónditos senderos inalámbricos.

Cuando estuve frente al nicho que guardan los restos del Che, sentí que aún está presto para seguir derrotando afrentas con la frente plena de martianas estrellas insurrectas.
Al atravesar la puerta y abandonar el  lugar donde está nuestro Che y su guerrilla, sentí que ya hoy,  No pide un sudario de cubanas lágrimas, sentí que pide más, sentí que pide, no menguar nuestra entereza ante pulgas armadas de regalos, para que nadie arrebate la paz de este Verde Caimán que tanto amamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario