Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

lunes, 10 de marzo de 2014

Reencuentro con mi gente del campo



Hace unas horas visité el lugar donde nací y crecí, la casa ya no es la misma, como tampoco los de entonces ya no somos los mismos, pero regresar a las raíces es siempre un encuentro para volver a revivir recuerdos, y anécdotas.

Encontrarme con los antiguos vecinos, indagar, preguntar por alguno que otro pariente, recibir el abrazo de personas que una ama y que guarda con receloso antojo en su pensamiento,  es reconfortante.


Todas esas cosas, cuando regreso al lugar donde nací y crecí me hacen revivir, pero lo que más sigo admirando y extrañando aún cuando han pasado los años,  es la singular acogida que ofrece a los visitantes la gente del campo, siempre lo hacen con una sonrisa, te abren la puerta y, con el entra y siéntate que te haré un poquito de café ya es la bienvenida.

Luego ellos también interrogan- ¿cómo está tu hijo, sigue en la universidad, qué estudia, debe estar hecho todo un hombre??, y así transcurre la conversación que, cuando anuncias la despedida , te dicen: pero así tan rápido, porqué no estás más rato, puedes comer o almorzar, y particularmente siempre que voy al lugar donde nací quieren llenarme una jaba de cosas, entre ellas , frijoles, malangas, ajos, cebollas, arroz, en fin de todo lo que tengan…. ¡Así son las gentes del campo donde crecí!!! . Llenas de altruismo, de modestia, de genoricidad …

Por último, ya casi en el auto de regreso te dicen: Vuelve pronto, no demores tanto y la siempre halagadora frase: no has cambiado nada, estás igualita, hija por ti no pasan los años!!! , y entre abrazos y risas: La despedida, esa despedida que no pocas veces me deja cabizbaja y sin voz en el trayecto de retorno, y quien sabe si hasta se trunca una lágrima, pero nada la vida continúa y aquí escribiendo estas líneas me siento renovada,  porque regresar a mis raíces SIEMPRE me levanta. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario