Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

miércoles, 15 de enero de 2014

La CELAC o la OEA. ¿Cuél es el camino?



“Por Venezuela comenzó América…”, así lo sentenció, nuestro José Martí casi a finales del Siglo IXX, y nada más cercano a la realidad de esa frase, del gran precursor de las  ideas de Bolívar, cuando el dos y tres de diciembre del año 2011 se daba a la  luz la creación de un bloque regional que agrupa a los 33 Estados independientes ubicados desde el Río Bravo hasta la Patagonia.

Surgía allí,  en la cosmopolita Caracas, capital de la Venezuela Bolivariana,  la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, renovando así la voluntad de ser libres e independientes ante cualquier imperio colonial o neocolonial, sentando las bases para la verdadera y definitiva integración de nuestros países y la unión de nuestros pueblos”.

Este bloque integracionista de Latinoamérica reconoce las diversidades políticas e ideológicas y es sin duda  heredero del Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y del Caribe.

La  importancia de la CELAC radica en que se trata de una apuesta por la unidad entre sociedades hermanadas bajo una historia de luchas independentistas, la pertenencia a un continente inmensamente rico en diversidad cultural, acervo político, recursos naturales, igualmente, es importante en términos de los grandes desafíos porque reúne  a países con profundas heterogeneidades de carácter estructural, rezago tecnológico, dependencia financiera, aparatos productivos dependientes del Estado o capital trasnacional, brecha digital, pobreza, desigualdades sociales y desigualdades en oportunidades para la ciudadanía, así como también sociedades diferentes entre sí por sus asimetrías económicas y déficits democráticos en cuanto a inclusión social y política.
Los 33 países que integran la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños,  durante estos dos años de trabajo se han dado a la tarea de impulsar y consolidar un gran desafío para la región: El de dar continuidad a una iniciativa diferente a la expuesta por  la Organización de Estados Americanos, OEA, que por años y años, solo ha respondido a los intereses de Estados Unidos, como fiel cordero de sucesivas administraciones en la Casa Blanca, con el firme y único propósito de que,  los Estados al  Sur del Río Bravo continúen como patio trasero del Norte brutal que nos desprecia.
A la par de ese principal desafío,  la CELAC, en medio de la crisis mundial  ha afianzado como prioridad la definición consensuada de posibles salidas a esa crisis del sistema financiero y de desarrollo capitalista,  y ha dado pasos para revertirla a favor de las poblaciones históricamente excluidas de las riquezas socialmente producidas.
La cita de los que tienen como norte el Sur, que tendrá lugar en La Habana, Cuba,  los días 28 y 29 del presente mes, será otro momento oportuno para continuar dotando  a los pueblos de La América Anglosajona, de un instrumento para la tramitación política de sus propios asuntos. Y por supuesto seguirá esta INTEGRACION LATINOAMERICANA como una mala noticia para quienes apuestan a la guerra, único escenario donde las potencias imperiales conservan cierta garantía de éxito.
Por tanto y demás, con diversidad de criterios, credos, religiones, costumbres,  esta venidera Cumbre optará por el camino de las grandes mayorías, que sin lugar a dudas lo ofrece la CELAC, bloque despojado del dedo acusador y autoritario de quien por miles de calendarios ha sojuzgado a Nuestra América. Hace dos años por Venezuela resurgió América Latina. Y este es el camino

No hay comentarios:

Publicar un comentario