Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

viernes, 15 de febrero de 2013

El hombre que nos enseñó que Aqui no se rinde nadie



“Ya me voy de tu tierra mexicana bonita, bondadosa y gentil, y lo hago emocionado como si en ella dejara un pedazo de miiiiii … “
Con esta letra se despedía el joven Juan Almeida Bosque del suelo azteca, que con singular solidaridad había acogido como en tiempo de los mambises a los hijos de la Generación del Centenario, quienes se disponían a vencer a morir.
Nacido en la capital cubana, el 17 de febrero de 1927, en el seno de una familia humilde, siempre tuvo la convicción de Cuba, su Cuba tenía que ser libre del yugo neocolonial que asfixiaba al pueblo.
Forjaron su personalidad revolucionaria, su andar en la clandestinidad, el asalto al Cuartel Moncada y el desembarco del Granma. Momento cumbre de su condición de cubano lo atestigua cuando tras el desembarco, en los Cayuelos al escuchar los gritos que intimaban a la rendición gritó con toda su fuerza, aquella histórica frase que aun estremece los corazones de los cubanos… “Aquí no se rinde nadie”

Hechos como estos le valieron para ganarse la confianza y el respeto, no solo de los máximos dirigentes, si no de todos los hombres, cualidades por las que el 27 de febrero de 1958 fue ascendido a Comandante del Ejército Rebelde y pasó a dirigir la columna Santiago de Cuba, protagonizando importantes victorias en la conquista de la libertad.
Luego del triunfo revolucionario, en enero de 1959 ocupó importantes cargos dentro de las filas del Partido y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, pero sin dudas su mayor responsabilidad la desempeñó en la dirección de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, hasta su fallecimiento, el 11 de septiembre del 2009.
Pero el Comandante Almeida va más allá de la lucha revolucionaria en su legado, pues incursionó en el arte como escritor y como compositor musical, con la creación de más de 300 canciones que para siempre permanecerán en la memoria de esta tierra que se enorgullece haber tenido entre sus hijos a tan especial hombre.
Por: Rubí Román Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario