Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Saludos

lunes, 5 de diciembre de 2011

El bloqueo de EEUU contra Cuba obstaculiza el trasplante renal

Para la realización correcta de un trasplante renal, es imprescindible practicarle al paciente el tipaje inmunológico (HLA), con el fin de comprobar cuán compatible es con el órgano donado. Cuba realiza esta técnica desde el año 1973, por serología.
Explicó el doctor Mármol Sóñora, funcionario de la ONT, que el único laboratorio que produce serología en el mundo hoy es el "One Lamda", norteamericano; el cual declaró que no le vendará más reactivo a Cuba.
Como resultado de esta medida, fundamentada en un injusto bloqueo de más de 50 años, los especialistas cubanos llevan seis meses sin poder practicarle el tipaje a los pacientes, que han tenido que ser trasplantados sin esta técnica.
"Esto ha traído consigo que nuestros pacientes hagan más rechazo agudo a los órganos trasplantados, porque no se sabe exactamente la compatibilidad. En el año 1997, 2001 y 2002, también nos privaron de este reactivo", enfatiza el especialista.
En busca de alternativas y como resultado de un esfuerzo económico, el Estado cubano propiciará la adquisición de un laboratorio que permitirá en pocos meses el paso de serología a Biología Molecular en la tipificación inmunológica (HLA) de donantes y receptores, así como la modernización de otras técnicas de inmunología para el trasplante renal, y otros como el hepático, cardíaco y de células hematopoyéticas (médula ósea).
Pero el bloqueo del reactivo para la serología no solo perjudica la realización de trasplantes renales, sino que impide además la ejecución de otros como el de células hematopoyéticas, para el cual el tipaje inmunológico es vital.
Actualmente, Cuba tiene que mandar los niños que necesitan de esta intervención quirúrgica a países como México a realizarse la serología y el trasplante, por carecer del reactivo, lo que implica elevados costos.
Afortunadamente, la introducción del laboratorio de Biología Molecular posibilitará que por primera vez Cuba tenga un banco de donantes de células hematopoyéticas y pueda tipar la población, tanto donantes como receptores.
El Gobierno cubano no duda en gastar lo necesario para que la población tenga acceso a una salud gratuita y de calidad. Solamente por concepto de compra de los medicamentos inmunosupresores para todos los trasplantados de Cuba, y que estos consumen de por vida para garantizar su supervivencia, el país eroga anualmente 5 millones de dólares.
Cuba realiza entre 100 y 150 trasplantes renales al año, y solo para conservar un riñón son necesarias de tres a cuatro bolsas de líquido de preservación, con el fin de mantener el órgano en espera del receptor: cada una cuesta alrededor de 110 dólares.
Consolidar el programa de donación y trasplante en Cuba, que muestra además del trasplante renal, meritorios resultados en programas como el trasplante de córnea, el cardíaco y el hepático, es una prioridad del sistema de Salud Pública para continuar dándole un sí a la vida.

Tomado del periódico Granma

No hay comentarios:

Publicar un comentario