Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

jueves, 6 de octubre de 2011

Cuando el Sol se hundió en las costas de Barbados


Cerca de las costas de Barbados, un día, el Sol se hundió en el mar mucho antes de que el cielo vendara sus ojos, solo habían transcurrido ocho minutos del despegue del avión cubano 455 del aeropuerto de Guyana.
El gigante metálico se dirigía hacia Cuba con 73 pasajeros, entre ellos el equipo nacional de esgrima, pilotos, aeromozas, estudiantes guyaneses y una niña.
La primera explosión fue un fogonazo fulminante, pavoroso, el pánico acudió  alos rostros de todos, excepto el de la pequeña, el interior de la nave se convirtió de pronto en un torbellino, el fuego se propagó  y el humo llegó con él.
De pronto la nube de cenizas envolvió todo el avión, dentro de él todavía existía vida luchando por sobrevivir, unos permanecían inmóviles aferrados a las cámaras de oxigeno como náufragos a la orilla, otros corrían en cortos espacios de humo, sangre y escombros.
Cuando el Sol se hundió en el mar todo anunciaba ser un día bello. Ese seis de octubre de 1976 una aeronave cubana cayó a ese mar frente a las costas de Barbados, victima de un atentado organizado por terroristas como Luís Posada Carriles y Orlando Bosch.
Hoy, a 35 años de aquella barbarie todavía los terroristas siguen impunes, confabulando, entre juegos y tertulias como ver caer el Sol de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario