Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Puntos claves del nuevo acuerdo migratorio entre Cuba y EEUU



Con la derogación de la política de pies secos-pies mojados y el Programa de Parole para profesionales médicos cubanos, se eliminaron dos importantes problemas que afectaban los intereses nacionales tanto de Cuba como Estados Unidos, así como la seguridad de nuestros ciudadanos.


Con la firma de un nuevo acuerdo migratorio, ambos países dan un paso de avance en sus relaciones bilaterales y están en mejores condiciones de promover una migración legal, ordenada y segura de sus ciudadanos.

Sin embargo, para ser consecuentes con la letra y el espíritu del acuerdo y alcanzar relaciones migratorias normales, será necesario también que el Congreso estadounidense derogue la Ley de Ajuste Cubano de 1966, única de su tipo en el mundo que no se corresponde con el contexto bilateral actual.

Granma comparte diez aspectos cla­ve que se derivan de la Declaración Conjunta firmada por Cuba y los Estados Unidos en la tarde del martes 12 de enero:

1- SE DEROGÓ LA POLÍTICA DE PIES SECOS-PIES MOJADOS

La política que llega a su fin fue establecida por el gobierno de Bill Clinton en 1995, y constituyó un incentivo para la migración irregular e insegura de miles de cubanos, en contra de la letra y el espíritu de los acuerdos migratorios vigentes entre ambos países.

El concepto de pies mojados se refería a aquellos balseros interceptados en el mar que eran devueltos a Cuba en un procedimiento expedito entre los guardacostas de ambos países. En cambio, los pies secos son aquellos que llegan a territorio estadounidense por cualquier vía y sin importar el medio utilizado. El procedimiento estándar hasta este martes era facilitar los trámites de Parole (entrada bajo palabra) para garantizar a todos su acceso a la Ley de Ajuste.

2- SERÁN DEVUELTOS TODOS LOS CUBANOS QUE INTENTEN ENTRAR O PERMANECER DE MANERA IRREGULAR EN ESTADOS UNIDOS A PARTIR DEL 12 DE ENERO

El Departamento de Seguridad Interna, según la hoja informativa que publicó respecto a los cambios en las regulaciones migratorias hacia Cuba, activó todos los procedimientos para las deportaciones expeditas de los ciudadanos de la Isla que ingresen en situación irregular al territorio de los Estados Unidos. Durante más de medio siglo, los oficiales de inmigración tuvieron indicaciones precisas para no utilizar dichos mecanismos en el caso de los cubanos.

De la misma manera, en caso de que personas que entren legalmente a los Estados Unidos con visas de turismo u otras, pero permanezcan por más tiempo del autorizado o traten de permanecer irregularmente en ese país, serán regresadas a Cuba en virtud de los nuevos acuerdos.

Las personas devueltas, como es la práctica habitual, se reincorporarán con normalidad a la sociedad, a menos que hayan cometido un delito durante su proceso migratorio irregular o tengan deudas con la justicia.

3- NO HABRÁ UN TRATO DIFERENCIADO PARA LOS CUBANOS QUE ENTREN DE MANERA IRREGULAR A LOS ESTADOS UNIDOS

Uno de los aspectos singulares de la combinación de la Ley de Ajuste Cubano y la política de pies secos-pies mojados era que otorgaba a los cubanos un estatus de «supermigrantes».

Según el propio presidente Obama, eso acabó el 12 de enero: «Al tomar esta medida tratamos a los migrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los migrantes de otros países».

4- SE REVISARÁ UNA LISTA DE PERSONAS SUJETAS A DEPORTACIÓN QUE SALIERON POR EL PUERTO DEL MARIEL EN 1980

Como parte del Comunicado Conjunto de fecha 14 de diciembre de 1984, se acordó una lista de 2 746 personas sujetas a la deportación desde los Estados Unidos que habían salido por el puerto del Mariel cuatro años antes.

Desde entonces, a Cuba han regresado un número considerable de ellos, pero aún no se logra completar la cifra total, debido a que un grupo de ellos está desaparecido, murió o se encuentra incapacitado de viajar.

El acuerdo actual establece la posibilidad de sustituir los nombres que no puedan ser deportados por diversos motivos por nuevas personas, siempre y cuando sean ciudadanos cubanos que hubiesen salido hacia los Estados Unidos de América por el puerto de Mariel en 1980 y hubiesen sido detectados por las autoridades competentes de los Estados Unidos cuando trataban de entrar o permanecer irregularmente en ese país, violando las leyes de EE.UU.

5- CUBA CONSIDERARÁ Y DECIDIRÁ, CASO A CASO, ACEPTAR EL REGRESO DE ALGUNAS PERSONAS CONSIDERADAS COMO «NO ELEGIBLES» PARA PERMANECER EN LOS ESTADOS UNIDOS

El regreso a Cuba de aquellas personas que, previo a la firma del acuerdo, hayan violado las leyes estadounidenses y se considere que no cumplen los requisitos para permanecer en ese país, será analizado caso a caso por las autoridades de la Isla.

6- SE ELIMINA EL PROGRAMA DE PAROLE PARA LOS PROFESIONALES MÉDICOS CUBANOS

Esta política incitó a personal cubano de la salud que colabora en terceros países a abandonar sus misiones y emigrar a los Estados Unidos y dañó los programas de cooperación médica internacional de Cuba.

Establecido durante el gobierno de George W. Bush, muchos se preguntaban qué hacía en pie un programa de esta naturaleza, mientras ambos países colaboraban en África occidental para combatir el Ébola. Según expresó el presidente Obama en su declaración tras el acuerdo, «Estados Unidos y Cuba están trabajando juntos para combatir enfermedades que ponen en peligro la salud y las vidas de nuestros pueblos.

Al dar tratamiento preferencial al personal médico cubano, el programa condicional para los médicos contradice esos esfuerzos, y corre el riesgo de causar daño al pueblo cubano».

 7- LOS ACUERDOS MIGRATORIOS ANTERIORES SE MANTIENEN VIGENTES

Permanecen en vigor los acuerdos migratorios firmados entre Cuba y los Estados Unidos tras las últimas dos crisis migratorias, la del Mariel en 1980 y la de los Balseros en 1994. En ellos las dos partes se comprometen a trabajar por una migración «legal, ordenada y segura».

Entre otros aspectos, no se modifica por el presente acuerdo la interceptación y devolución a territorio cubano de personas en alta mar que intenten llegar a los Estados Unidos o que penetren en la Base Naval en Guantánamo.

8- ESTADOS UNIDOS SE COMPROMETIÓ A MANTENER EL OTORGAMIENTO DE UN MÍNIMO DE 20 000 VISAS ANUALES PARA MIGRAR DE MANERA ORDENADA Y SEGURA

Según lo anunciado, las autoridades norteamericanas mantendrán su compromiso de otorgar no menos de 20 000 visas anuales para migrar de manera ordenada y segura. Ese es el número de visas que recogen los acuerdos migratorios anteriores.

9- SE MANTIENE EL PROGRAMA DE PAROLE PARA LA REUNIFICACIÓN FAMILIAR

Según las regulaciones del Departamento de Seguridad Interna, se mantiene en pie el programa que beneficia con un Parole de entrada a los Estados Unidos a las personas que están en trámites para recibir una visa de reunificación familiar, de tal manera que la puedan esperar en territorio norteamericano y no en la Isla.

10- LA POLÍTICA MIGRATORIA CUBANA CONTINUARÁ GARANTIZANDO EL DERECHO DE SUS CIUDADANOS A VIAJAR Y MIGRAR, ASÍ COMO REGRESAR AL PAÍS

Con la entrada en vigor el 14 de enero del 2013 de la actualización de su política migratoria, Cuba dio un paso más para lograr que los movimientos migratorios se den de forma legal, ordenada y segura, así como para fortalecer su relación con la emigración, bajo el principio de que son medidas aprobadas por decisión soberana del Estado y no responden a presiones ni imposiciones de nadie.

La declaración del Gobierno Revolucionario ratificó que la Isla continuará garantizando el derecho a viajar y migrar de sus ciudadanos, así como de regresar al país, de acuerdo con los requerimientos de la ley.

Asimismo, se ratificó que existe la voluntad expresa del Gobierno cubano de, en ejercicio de su soberanía, actualizar la política migratoria vigente y ajustarla a las condiciones del presente y el futuro previsible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario