Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

sábado, 3 de junio de 2017

Fidel y Raúl, baluartes imprescindibles de la Revolución



Fidel y Raúl Castro trazaron la línea conductora de la Revolución Cubana, demostraron ser de la estirpe de Máximo Gómez, Antonio Maceo y José Martí. Dos hermanos inseparables desde la niñez. En el cumpleaños 86 de Raúl, compartimos algunas anécdotas de estos dos hermanos.
Así se evidencia cuando Raúl en sus inicios de vida presenta un apego incondicional a sus hermanos. En una de las visitas que realizó al colegio católico de los Hermanos de La Salle le insistió a Fidel quedarse apenas sin tener edad escolar.

Fidel muestra reciprocidad por su hermano menor al plantearle a sus padres hacerse cargo de su enseñanza. En el libro Cien Horas con Fidel este expresa:
“Yo, cuando iba de vacaciones, escuchaba sólo críticas de nuestros padres, les digo: “Denme la responsabilidad, yo me ocupo de él”, y entonces empecé. Él estaba por la libre allí. Más tarde, le di a leer algunos libros, le interesaron, le desperté el interés por el estudio y entonces concebí la idea de que él había perdido equis tiempo, que pudiera hacer estudio; universitarios y había una vía, que era a través de la llamada carrera administrativa. No era muy difícil; si usted estudiaba esa carrera podía ingresar después a estudiar una carrera de letras derecho diplomático y hasta abogado, algunas carreras. A mí se me ocurrió esa idea, convenzo a mis padres y él viene para La Habana”.
El primer libro que Raúl obtiene de las manos de Fidel es El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, de Federico Engels, instruyéndolo más sobre las tendencias izquierdistas mundiales. Ya el hermano menor estaba definido revolucionariamente, pero quien le enseño las ideas marxista-leninista fue Fidel y este se recoge en el libro Cien Horas con Fidel cuando plantea: Raúl ya era bien de izquierda y, realmente, quien lo introdujo en las ideas marxistas-leninistas fui yo”.
Fidel Castro nunca dudo de su profunda intransigencia revolucionaria, su entrega a la lucha por la liberación de Cuba, su estirpe de combatiente leal a las ideas de Martí.
Raúl Castro logró formar revolucionarios, imponerse a las adversidades de la vida. En el libro Cien Horas con Fidel se declara:
“… cómo cayó prisionero en el Moncada y cómo invirtió la situación, cómo organizó [a columna que se separó allá en el Segundo Frente, e hizo un trabajo excelente como organizador militar y político realmente.”
“Después, su misión en las Fuerzas Armadas; ha sido un educador, un formador de hombres, y con mucha ecuanimidad y mucha seriedad. Es la persona que aún hoy tiene el máximo de autoridad, y la gente tiene una gran confianza en él”.
El autor del libro Raúl Castro, un hombre en Revolución, Nikolai S. Leonov lo define extraordinariamente:
“Raúl Castro pertenece a la estirpe de estadistas que jamás ha aspirado a convertirse en primera figura del Estado o del Partido. Acogió el liderazgo de Fidel Castro con total naturalidad e infinita fe en él, y ha insistido siempre en destacar su excepcional papel en la Revolución Cubana. Juntos han formado una pareja inseparable, que multiplicó por diez las fuerzas de cada uno por separado. Algunos historiadores incluso los han comparado con Carlos Marx y Federico Engels”.
Raúl Castro encarnó la heroicidad del hermano; su perspicacia, su coraje y altruismo lo llevaron a tener valores elevados de humanismo, responsabilidad y entrega, que lo destacaran como el sucesor natural de Fidel.
Ignacio Ramonet interroga a Fidel sobre el futuro de la Revolución Cubana preguntándole:
-“¿Si usted, por cualquier circunstancia, despareciera, Raúl sería su sustituto indiscutible?
El líder histórico de la Revolución Cubana le respondía:
“Si a mí me pasa algo mañana, con toda seguridad que se reúne la Asamblea Nacional y lo eligen a él, no le quepa la menor duda. Se reúne el Buró Político y lo eligen”.
Esa confianza depositada por Fidel sobre los hombros de Raúl demuestra  ser un hombre de una alta conciencia revolucionaria, de un espíritu socialista incondicional. Su experiencia y capacidad de asumir tareas de punteras lo llevaron a ocupar un lugar primordial dentro de la Revolución Cubana, durante la lucha en la Sierra Maestra, luego en el triunfo de la Revolución, y en la actualidad como presidente de la República de Cuba.
Para conocer más sobre el ideario y la acción del líder de la Revolución Cubana, visite el sitio: Fidel Soldado de las Ideas
Síganos en Facebook: @FidelCastroSoldadodelasIdeas
Y en twitter: @Fidelensusideas



No hay comentarios:

Publicar un comentario