Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

lunes, 10 de abril de 2017

Declaración del XV Consejo Político del ALBA-TCP



Declaración del XV Consejo Político del ALBA-TCP:
Los Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos, reunidos en La Habana, en ocasión de su XV Consejo Político:

Rechazamos las agresiones y manipulaciones concertadas contra la hermana República Bolivariana de Venezuela, así como los engaños y mentiras que amenazan tanto su soberanía, independencia y estabilidad, como las de toda la región.
Condenamos la injerencista, ilegal y proimperialista conducta del Secretario General de la OEA, así como sus intentos por impedir el ejercicio del derecho soberano de la hermana Venezuela a la democracia participativa, refrendada en su Constitución bolivariana, plenamente coherente con la Carta de las Naciones Unidas y la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
Exigimos a la OEA, que presume de garante de la democracia en el hemisferio, explicar su selectividad política, para amparar los golpes de Estado y la subversión contra gobiernos progresistas y revolucionarios electos por el voto popular, así como su silencio respecto a las desapariciones forzadas y a los asesinatos de periodistas y líderes políticos y sociales.
Reclamamos el fin del silencio cómplice de la OEA ante la construcción del muro contra México y Nuestra América y las deportaciones masivas de migrantes latinoamericanos y caribeños que huyen de la pobreza y la inseguridad en sus países, especialmente las deportaciones que producen ruptura familiar y dejan a menores sin amparo.
Repudiamos los intentos de la OEA de resucitar contra Venezuela, bajo falsas acusaciones de “amenazas a la paz y la estabilidad colectivas”, y mediante criterios politizados y sesgados, los discursos y prácticas injerencistas que en el pasado condujeron a agresiones, invasiones y ocupaciones militares de países y a crueles dictaduras en el hemisferio.
Respaldamos a la Revolución Bolivariana, que ha reivindicado los derechos y la dignidad de millones de seres humanos dentro y fuera de sus fronteras, agradecemos su generosa solidaridad y sus esfuerzos a favor de la unidad y la integración de nuestra región, al tiempo que compartimos sus ideales de democracia, justicia social y de apoyo a los oprimidos en cualquier parte del mundo.
Apoyamos los esfuerzos del gobierno venezolano por el desarrollo y la prosperidad de su nación, con el concurso de todos los sectores de la sociedad, así como su voluntad de conducir un diálogo amplio, inclusivo, constructivo y respetuoso, sin injerencias ni condicionamientos externos, para buscar soluciones a los principales problemas que afectan la vida de sus ciudadanos.
Reconocemos los denodados esfuerzos del gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros y sus esfuerzos personales por impulsar el diálogo nacional y disolver diferencias.
Apreciamos la capacidad de resistencia del bravo pueblo venezolano y la unión cívico-militar, baluartes del ideario emancipador bolivariano.
Reafirmamos que la unidad y los esfuerzos mancomunados nos permitirán enfrentar, en mejores condiciones, los desafíos de toda índole que amenazan a la región. Es impostergable luchar y defender una Latinoamérica y Caribe unida en su diversidad en la que prevalezcan el respeto, las relaciones de amistad y cooperación, como establece la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
Reafirmamos nuestra convicción profunda de que preservar la independencia de Venezuela es preservar la independencia, la unidad, la estabilidad y el desarrollo de la región.
¡Es la hora de la unidad, de la paz y la esperanza!
Declaración del XV Consejo Político del ALBA-TCP sobre Nicaragua
Los Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos, reunidos en La Habana, en ocasión de su XV Consejo Político:
Denuncian y condenan la disposición de un grupo de congresistas estadounidenses conocidos por sus posiciones retrógradas, irrespetuosas e injerencistas, de reintroducir en el Congreso de ese País una Propuesta de Ley conocida como NICA-ACT.
Esta llamada NICA-ACT constituye una perversa pretensión de imponer un bloqueo económico al pueblo y Gobierno de Nicaragua, atentando contra el derecho de ese hermano país al bienestar, la seguridad, el trabajo y la paz.
Es una nueva amenaza de las muchas que a lo largo de la historia se han cernido sobre Nicaragua; un nuevo intento de mentalidades imperialistas de apropiarse de Nicaragua, concediéndose el derecho de intromisión destructiva en sus asuntos nacionales.
La llamada NICA-ACT apunta a desestabilizar un país que vive en paz, un país reconocido por sus logros sociales, económicos y de seguridad, en un exitoso modelo político de alianzas y unidad en todos los campos.
Los países del ALBA expresan su respaldo y solidaridad con el pueblo y Gobierno de Nicaragua, y reiteran su rechazo a esta nueva agresión contra una nación que ha sabido defender con dignidad su derecho al bienestar, la armonía social, la seguridad y la paz.
Declaración del XV Consejo Político del ALBA-TCP de solidaridad con el Caribe
Nosotros, los Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas – Tratado de Comercio de los Pueblos, en la decimoquinta reunión de su Consejo Político en La Habana:
Reconocemos la necesidad de enfrentar unidos los desafíos para alcanzar el desarrollo sostenible, incluidas nuestras vulnerabilidades como países del Caribe y en particular como Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, especialmente en las esferas económica y medioambiental y para construir sociedades más justas y equitativas;
Afirmamos que el Caribe es parte inseparable de Nuestra América y destacamos el papel de la CARICOM en el proceso de integración regional;
Reafirmamos nuestra solidaridad con la República de Haití, país por el que sentimos una histórica deuda de gratitud, y el compromiso de continuar impulsando la cooperación con esa nación, de acuerdo con las prioridades definidas por su gobierno y en pleno respeto a su soberanía;
Hacemos énfasis, como acto de justicia, en la importancia de la reparación e indemnización por los daños ocasionados por el genocidio contra la población nativa y la esclavitud en el Caribe, y en este sentido, respaldamos la labor de la Comisión de Reparaciones de la CARICOM;
Expresamos nuestra profunda preocupación por la inclusión de Estados miembros de la CARICOM en la lista de jurisdicciones no cooperativas de la Unión Europea y hacemos un llamado a reexaminar la lista con base en criterios objetivos y considerando los compromisos implementados por los países, de acuerdo con las normas internacionales reconocidas;
Asimismo, expresamos nuestra profunda preocupación y rechazo a la disminución progresiva de las relaciones de corresponsalía bancaria con los países en desarrollo, en particular los Estados miembros de la CARICOM, debido a las acciones para la disminución del riesgo por parte de algunas de las más grandes corporaciones de la banca internacional, lo cual amenaza la estabilidad financiera de los países afectados y limita sus esfuerzos por alcanzar el desarrollo y el crecimiento socio-económico;
Enfatizamos la prioridad urgente y global que representa el cambio climático y sus implicaciones negativas para nuestras sociedades, ecosistemas y economías. En tal sentido, nos comprometemos a reforzar la cooperación para fomentar una mayor adaptación y mitigación, fortalecer la resiliencia y reducir nuestra vulnerabilidad, en particular de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y los países de zonas costeras bajas;
Ratificamos la necesidad de continuar fortaleciendo la cooperación y el intercambio de experiencias y buenas prácticas en materia de gestión integral del riesgo de desastres en el Caribe
Reiteramos el llamado a revisar y modificar los actuales criterios de “graduación” de los países para recibir la Ayuda Oficial al Desarrollo, de modo que reflejen adecuadamente la realidad y necesidades específicas de los países de renta media altamente endeudados, en particular de los Estados caribeños, e integren las diferentes dimensiones del desarrollo sostenible incluidas en la Agenda 2030;
Reiteramos nuestro compromiso con la protección y conservación del medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales de la región, en particular los del Mar Caribe. En ese sentido, expresamos nuestro firme rechazo a la utilización continua del Mar Caribe para el tránsito y trasbordo de material nuclear y de desechos tóxicos y exhortamos a los países que los producen y transportan, a que implementen de manera urgente las medidas pertinentes para poner fin a tales actividades.
Declaración sobre los resultados de la segunda vuelta electoral en la República del Ecuador
Los Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos, reunidos en La Habana, en ocasión de su XV Consejo Político hemos sido informados sobre los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas en la hermana República del Ecuador, el pasado 2 de abril de 2017, y hemos decidido:Reconocer y felicitar el triunfo del candidato del Movimiento Alianza País, y Presidente electo compañero Lenin Moreno Garcés, que representa el inicio de una nueva etapa de la Revolución Ciudadana en el Ecuador y la continuidad del compromiso de esa hermana nación con la unidad y el desarrollo regional, así como con la defensa de la soberanía de Nuestra América.
Resaltar nuestra convicción de que las profundas transformaciones llevadas a cabo por la Revolución Ciudadana en el Ecuador durante los últimos diez años, han sido esenciales para el desarrollo socioeconómico del país, la ampliación del disfrute de las libertades democráticas y derechos humanos de los ciudadanos y el fortalecimiento de un Estado de derecho solidario y latinoamericanista
Denunciar los planes de un sector de la oligarquía ecuatoriana, aliada a enemigos externos de los procesos progresistas de América Latina y el Caribe, con apoyo de sus medios de comunicación mercantiles, politizados y parcializados, para desconocer los resultados de la voluntad popular consignada en las urnas por el pueblo ecuatoriano pacífica y democráticamente en las elecciones presidenciales del 2 de abril, a pesar del amplio reconocimiento de la comunidad internacional y de las misiones de observación y acompañamiento electoral que calificaron al proceso electoral ecuatoriano como ejemplar.
Reafirmar la necesidad de fortalecer la unidad, la concertación y la integración regional, para enfrentar las amenazas, así como defender la soberanía, la libre determinación y el derecho a la paz y al desarrollo de nuestros pueblos, basados en los principios de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los Jefes de Estado y de gobierno de la región en la II Cumbre de la CELAC en La Habana; convencidos de que todo intento por someternos o dividirnos estará destinado al fracaso.
Mensaje enviado por el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega
Mensaje enviado por el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega,  al XV Consejo Político ALBA-TCP, celebrado en La Habana, Cuba, el 10 de abril de 2017, leído po Sidhartha Marín, Ministro Asesor del Presidente de Nicaragua para Políticas y Asuntos Internacionales.
Querido compañero Bruno Rodríguez,  Canciller de Cuba,
Querida compañera Delcy Rodríguez, Canciller de la República Bolivariana de Venezuela,
Hermanas y hermanos, Ministros y Jefes de Delegación,
El abrazo fraternal, revolucionario, unidos en el compromiso por un mundo mejor, de nuestro Presidente, el Comandante Daniel Ortega, y de nuestra Vicepresidenta, compañera Rosario Murillo. Ellos han preparado este mensaje que leeremos ante este importante Consejo Político del ALBA.
Nos reunimos con fraternidad revolucionaria, nuestroamericana y caribeña, en esta ciudad de La Habana, en esta Cuba heroica, de Raúl, de Fidel, de su glorioso pueblo; Cuba, símbolo permanente de firmeza indoblegable y de dignidad extraordinaria, de luchas y victorias que nos representan a todos los pueblos libres del mundo.
Este Consejo Político del ALBA se reúne en momentos de mayores amenazas a la seguridad y la paz de todos los pueblos del planeta. Nos reunimos en esta ciudad, patrimonio de la humanidad, mientras los imperialistas de la tierra desatan guerras, nuevos ataques, incrementan violaciones al Derecho Internacional, y multiplican el peligro, las catástrofes humanitarias, poniendo en mayor riesgo la estabilidad de gobiernos y pueblos, cuyo derecho a una vida digna y segura, se destruye sin clemencia.
Este Consejo Político de nuestra ALBA-Amanecer se reúne en el espíritu indeclinable y formidable de sus fundadores, Fidel, Hugo, Comandantes eternos de la Revolución imprescindible, en nuestro continente.
Y aquí estamos para reflexionar y debatir desde esa diversidad que nos caracteriza, y esa unidad que nos conforma, y nos confirma, como única y original bandera para las batallas fundamentales de estos tiempos.
Nos reunimos para reflexionar, dialogar y pronunciarnos sobre todas las crisis, y reafirmar con absoluta coherencia que, fieles a nuestros principios, ideales y valores, los pueblos aquí representados, seguimos procurando esperanza, alegría, bienestar y derechos esenciales e inherentes a la vida, en cada uno de nuestros sagrados territorios.
Queremos ratificar nuestra solidaridad con la hermana República Bolivariana de Venezuela, con su Presidente constitucional, el querido compañero Nicolás Maduro, con el PSUV, y con todo su pueblo, quienes han sabido enfrentar con la hidalguía propia de su espléndida historia e idiosincrasia, las más oscuras campañas y las más perversas amenazas contra su dignidad nacional. Nuestro respaldo al Presidente Nicolás Maduro, y a todo su pueblo, segur@s de que esa fuerza espiritual que les conocemos, irá consolidando nuevas victorias.
Nuestra firme solidaridad con Cuba, de Martí, de Fidel, de Raúl, en estos tiempos de desafíos, cuyo alcance todavía no podemos medir, pero sí prever, anticipar y continuar resistiendo, luchando para seguir venciendo.
Nuestro saludo fraternal al compañero Lenín Moreno, a las familias y al pueblo del Ecuador, por esa hermosa victoria de la Revolución Ciudadana, que aplaudimos y ce-lebramos con alegría de herman@s.
Nuestro abrazo, siempre en unidad histórica con los pueblos de este Caribe que nos reúne a tod@s, y en heroico reconocimiento de todos los tiempos de una historia común, de colonialismo oprobioso, esclavitud infame, y alma gigante, capaz de trascender la ignominia y enfrentar chantajes y agresiones con la mirada valiente en el horizonte común.
Nicaragua se ha pronunciado en los distintos foros y eventos internacionales con posiciones claras sobre los distintos eventos que alteran todavía más la paz en el mundo. Hemos rechazado categóricamente la virulencia de las políticas imperiales que constituyen la principal amenaza a la madre tierra, a la naturaleza, al clima, a la seguridad, la cultura y la vida, en todos los confines del planeta.
Hemos sido claros al demandar justicia y equidad, en el funcionamiento de los Organismos Internacionales que consideramos deben refundarse, para estar al servicio de tod@s, sin exclusiones o inclinaciones que cierren puertas al diálogo y a la solución pacífica, política y civilizada, de todas las controversias.
Vivimos tiempos oscuros. Tiempos de tormentas. Tiempos de diluvios. El ALBA se convierte en arca de alianzas y arca de unión, que nos permite esbozar ideas claras, luminosas, que despierten más y más la conciencia de Nuestra América-Caribeña. Queremos avanzar, con todos nuestros magníficos referentes, liderazgos, experiencias, desde el protagonismo de nuestros pueblos, activando todas las formas posibles de participación y movilización, con las banderas y símbolos que nos han hecho fuertes, dignos y pródigos en esperanza y realidades transformadoras.
El ALBA, este día, nos reúne en La Habana, lugar de nacimiento de las revoluciones latinoamericanas y caribeñas, y nos reúne en solidaridad y unidad para fortalecernos y seguir venciendo.
El Gobierno de Nicaragua, en este encuentro fraternal de nuestro Consejo Político, reafirma su categórico rechazo y condena a la irracional y desequilibrada pretensión injerencista de un grupo de retrógrados Congresistas norteamericanos que persisten en el afán, maligno y siniestro, de bloquear económicamente a nuestro País, reintroduciendo la llamada NICA-ACT. Enfrentaremos esta perversidad, avanzando perseverantes en unidad por el bien común.
El Gobierno y pueblo de Nicaragua, mantendrá su buen rumbo. Seguiremos adelante, en nuestro modelo cristiano, socialista y solidario, en alianzas, diálogo, consensos y unidad nacional, para continuar afianzando estabilidad, y alcanzando logros económicos y sociales, con el protagonismo decidido de todos los sectores del pueblo nicaragüense.
Desde este encuentro fraternal en La Habana, el Gobierno de reconciliación y unidad nacional de Nicaragua, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, y las familias nicaragüenses, ratificamos nuestro compromiso con un mundo de paz, dignidad y bienestar de los pueblos, un mundo y una América Latina y Caribeña donde prevalezca el respeto a la soberanía, autodeterminación, y a los modelos políticos y sociales que los pueblos decidamos en cada circunstancia.
Desde esta mesa de encuentro fraternal y complementario, declaramos que en Nuestra América, en Venezuela, en Cuba, en todo este continente rebelde, digno, valiente, y consecuente con nuestro legado heroico, seguiremos luchando y acumulando triunfos, reafirmando el vigor y la gloria de nuestros pueblos, hechos, como decía nuestro gran Rubén Darío, para la libertad.
Muchas gracias, querid@s compañer@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario