Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

domingo, 4 de diciembre de 2016

Fidel en Santa Infigenia,inmenso una vez más



Escrito por  Paquita Armas Fonseca / CubaSí 
En la mañana de hoy fueron depositadas en el cementerio de Santa Infigenia en Santiago de Cuba las cenizas del invicto Comandante en Jefe de la Revolución Cubana.

Raúl lo dijo: habrá que legislar para que no se incumpla el deseo de Fidel: no habrá monumentos en su memoria, ni calles, ni escuelas ni nada que lleve su nombre, ahora y en el futuro.
Me pregunté ¿y dónde se le rendirá tributo? Lo acabo de ver: en el centro de una gran piedra, trasladada desde la Sierra Maestra, la sencillez más grande para un hombre inmenso, sigo diciendo que el más grande del siglo XX.

Ya el Uno, el Caballo,  Atila,  el Fifo, “el hombre”, está cerca de su primer maestro José Martí y de Frank, de  Mariana y Carlos Manuel de Céspedes, de decenas de combatientes que guarda el cementerio de Santa Ifigenia.

Y está (¿quién lo duda?) en miles de hombres y mujeres del mundo que llenaron  de flores las embajadas de Cuba en sus países, en  la brasileña que se pagó un viaje para estar en Santiago, en el pecho adolorido de Evo, de Maduro, de Daniel, en las palabras razonadas de Correa, en los ojos tristes de Lula, de Dilma y Mujica, en  la de tantos amigas y amigos de otras naciones que se han unido a los cubanos en estos días de dolor.

Pero sobre todo, está en los jóvenes llorosos, gritando Yo soy Fidel, en los niños con ese nombre escrito en la mejilla, en la frente, ellos son el monumento escogido por Fidel para seguir existiendo en la eternidad. Haber vivido bajo su signo es indudablemente un  privilegio que nos envidiarán las generaciones futuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario