Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

domingo, 8 de mayo de 2016

Cada madre debía llamarse maravilla




“Cada madre debía llamarse maravilla”, sentenció José Martí; ¡y cuántas maravillas se agolpan en la mente de los cubanos y cubanas, cuando el calendario marca el segundo domingo dee mayo!.

Así de golpe en este manojo de pensamientos acudo, primero que todo a la Madre de Los Maceos y madre de la Patria, nuestra eterna mambisa Mariana Grajales, ella que con su entrega hasta nuestros días nos sigue diciendo: ¡” Y tú empínate y anda”!; frase que hizo suya para arengar al menor de sus frutos y partiera hacia la manigua redentora a luchar por la independencia de la Patria.
Así también llegan, Fe del Valle, Clodomira, Vilma, Celia, quien la naturaleza no le dio hijos biológicos, pero como tal se levanta en el lugar sagrado de una madre.
Un tanto más acá en el tiempo acuden a mi mente, las madres y esposas de Los Cinco, dignas ejemplos en las colosales batallas de este pueblo cubano, ellas que con su entrega y constancia sumaron a miles de madres, mujeres y seres de buena voluntad en el mundo, para emprender el sendero de la justicia.
Así de un recuerdo y recuento, unas tras otras se suman a mi mente, cientos de madres, de aquí y fuera de fronteras, porque más allá de nuestros límites, están las médicos, enfermeras, técnicos, maestras, artistas, en fin hacedoras de solidaridad e internacionalismo, que también llenan nuestra historia.
Recuerdo en este instante y muy especial este segundo domingo del quinto mes del año a las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, a las madres de los 43 normalistas asesinados en México, ellas todas, que todavía claman justicia  por sus seres desaparecidos.
Y es que el Día de las madres, es eso, es recordación, homenaje, tributo, es alegría..¿ por qué No?
Es memoria y agradecimiento,  a las que están y a las que partieron. Es felicidad y amor infinito para todas, donde quiera que estén, hagan lo que hagan o piensen como piensen…., porque cada Madre es MARAVILLA, como dijera Martí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario