Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Saludos

miércoles, 18 de mayo de 2016

Al Pan, pan y al Vino, vino



“Que los tiempos que corren son otros, que hay que atemperarse, que el discurso no puede ser el mismo……”, en fin,  son expresiones con las que se inician casi siempre, encuentros, intercambios, diálogos, reuniones, ect, ect, ect…


Pues claro está que hoy no se parece a mañana, ni mañana al día siguiente, eso no hay ni que referirlo, y hasta alguien  menos “leído y escribido” lo sabe, como se sabe también que los cinco dedos de las manos son hermanitos y ninguno se parece.

Traigo este tema a unas breves líneas,  pues por estos días estoy de cumpleaños en las Redes Sociales y en este blogs, y como prácticamente todos los días incursiono en estas plataformas, tengo a bien reafirmar que cuando me siento a transitar por ambas,  pienso en los tiempos que cambian y eso me satisface, pienso en la abrumadora cantidad de personas que a la distancia de un clic pueden, o no leerlo.

En todo puedo pensar, meditar, y con todo el respeto que merecen concebir o no concebir lo que comparto o reblogueo en las llamadas Web dos, pero por sobre todo le debo respeto a mí Patria y a mí , y si desde las raíces aprendí que al PAN se le dice PAN, y al Vino se le dice Vino, no puedo en mis artículos hacer concesiones con cuestiones que no anden a la par con mis  principios y convicciones, por aquello de "atemperar el discurso para que no sea un ladrillazo".
Pues les aseguro que si tiene que ser un ladrillazo, será un LADRILLAZO y punto, pero no voy a andar adornando ni una línea,  como lo hacen no pocos internautas, dentro y fuera de Cuba, que en su “afán de defender la Revolución” , a veces coquetean con el propio lenguaje del enemigo, al dárselas de ULTRAIZQUIERDISTA, haciendo evidente  un antiquísimo adagio que parafraseándolo asegura: Esos son de los que quieren quedar bien con Dios y con el Diablo.
Por eso aplaudo y me satisfacen los tiempos que cambian, porque seguro son para mejores y mayores empeños, y sería de ilusos no tener fe en el mejoramiento humano y en la utilidad de la virtud,  máxime si la Revolución Cubana siempre ha sido de cambios con todos y para el bien de todos, sin renunciar a la gloria que se ha vivido.
Es sobre la base de no renunciar a principios y convicciones que  seguiré defendiendo la Revolución con sus aciertos y desaciertos, con sus cambios, con o sin ladrillazos, lo  HARE SIEMPRE,  pero sin coqueteo a nombre de “atemperar el lenguaje”…Yo me muero como viví: Al PAN, PAN y al Vino, Vino.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario