Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

sábado, 23 de abril de 2016

Dinero sucio bienvenido a EEUU y los "Papeles de Panamá"



Cuando se produjo el “destape” conocido como “Papeles de Panamá” , una mujer, supuestamente vinculada en amoríos con uno de los socios del despacho de abogados panameños Mo­ssack Fonseca, apareció en la escena pública como quien sacaba a la luz millones de legajos sobre los inquilinos de paraísos fiscales.

¿Una cortina de humo para ocultar la verdadera intención de las revelaciones? ¿Desviar la atención pública? ¿Hacer fracasar la credibilidad del paraíso panameño para que sus inquilinos y otros, sacaran de allí las cifras millonarias de dólares y las llevaran para el seguro paraíso norteamericano?
Son solo algunas preguntas en la aún incipiente divulgación de “Papeles de Panamá”.

Pero, según pasan los días, nuevas evidencias conducen al camino que nos lleva a la verdadera génesis del tema. Dos noticias lo confirman: Una de ellas, es que la USAID norteamericana financió gran parte de la investigación. ¿Con qué objetivo? La respuesta es obvia y está contenida en el hecho de que Estados Unidos quiere atraer miles de billones de dólares de otros paraísos fiscales, hacia bancos norteamericanos.
No olvidemos que la USAID trabaja bajo el manto protector de la CIA y que no pocas veces aparece como instigadora, organizadora y financiera de planes desestabilizadores contra objetivos que pueden ser un líder, un gobierno o, como en este caso, un macabro plan económico financiero para apuntalar una economía que se ve amenazada por el propio sistema que la sustenta.
Por supuesto, el plan concebido tiene anexos no menos importantes: crear cizaña contra líderes de otros países bajo el supuesto de tener vínculos con el dinero de paraísos fiscales.
Para especialistas del tema no debe olvidarse que ese dinero sucio extranjero y local es bienvenido en los EE.UU. sin hacer preguntas, y es protegido por el secreto fiscal más impenetrable disponible en cualquier lugar del planeta.
Veamos qué dicen respecto al tema algunos despachos de prensa:     
Un comunicado de WikiLeaks destaca: “la filtración masiva de documentos financieros sobre empresas en paraísos fiscales fue concebida por la organización Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP) y financiada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), así como por el fondo de Soros”.
La representante de la organización anticorrupción Testigo Global, Stefanie Ostfeld advirtió tras la revelación de Panamá, que EE.UU. también es una “jurisdicción secreta” al igual que varios países del Caribe. “Estados Unidos es el patio de juego del dinero sucio del mundo”, aseguró.
Por su parte, el periodista y experto financiero alemán, Ernst Wolff, en entrevista para la revista Sputnik, sostiene que “el escándalo de los llamados ‘Papeles de Panamá’ es un intento de redirigir los grandes flujos financieros de las zonas 'offshores' o paraísos fiscales hacia EE.UU.”. Según Wolff, el hecho de que las filtraciones no afecten a ninguna empresa estadounidense, podría indicar que el escándalo es parte de una estrategia del país norteamericano.
Otro artículo de RT señala: “Se trata de una gran jugada, para acabar de una vez por todas con paraísos fiscales como Panamá, con un objetivo evidente: acabar con la ‘competencia’ y convertir a EE.UU. en el ÚNICO paraíso fiscal real del mundo al que los ricos y multimillonarios desplacen sus capitales para ser limpiados y blanqueados”.
Y continúa: “No es de extrañar que la entidad financiera eu­ropea Rothschild, con una fuerte influencia en la Reserva Federal estadounidense, y otros importantes bancos con sede en Suiza, las islas Bermudas o las islas Caimán han abierto y trasladado las fortunas de sus clientes extranjeros a sus nuevas sucursales en los estados de Nevada y Dakota del Sur, donde no están sujetas a la nueva normativa de divulgación de información y promueven la confidencialidad y la baja fiscalidad”.
En un borrador de su presentación en San Francisco, la firma Penney, perteneciente al grupo Rothschild, escribió que los EE.UU.: “son efectivamente el mayor paraíso fiscal del mundo. Carecen de los recursos para hacer cumplir las leyes fiscales extranjeras…, y tienen pocas ganas de hacerlo”, enfatiza.
Otro cable de prensa de RT dice que “este asunto trata sobre el nebuloso mundo de la evasión fiscal y los paraísos fiscales, que según datos del Banco Mundial, el FMI, la ONU y los bancos centrales, esconden entre 21 y 32 billones de dólares, mediante bufetes de abogados en pequeños países del Caribe y estados norteamericanos que ‘lavan’ el dinero de los superricos”.
En otro artículo la BBC aporta otro elemento, el de la extraña co­nexión del bufete de abogados con la CIA y el nazismo.
Al respecto se argumenta: “La familia de Jurgen Mossack llegó a Panamá en la década de 1960. Durante la Segunda Guerra Mundial, su padre había servido en las Waffen-SS nazis, de acuerdo con los archivos de inteligencia del Ejército de EE.UU., obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de In­vestigación (ICIJ). Una vez en Panamá, el viejo Mossack se ofreció a la CIA para espiar a los comunistas”.

Un despacho de prensa señala: “Básicamente, tenemos un sector refugio en los EE.UU. que es tan secreto como en cualquier lugar”, ha declarado James Henry, economista y asesor principal de la Red de Justicia Fiscal de Estados Unidos, al diario Fusion.
Jason Sharman, coautor del libro Global Shell Games sobre relaciones internacionales, crimen y terrorismo, añade: “En casi cualquier estado de EE.UU. se puede crear una empresa aún más secreta que, por ejemplo, una compañía en las Islas Vír­ge­nes Británicas”.
Entre los de mayores aportes a esos paraísos se hallan compañías como la Open Society Foundations, cuyo presidente es el magnate y especulador financiero estadounidense George So­ros, y la Fundación Ford, con sede en Nueva York. En este sentido, esta última “está conectada con la CIA y se ha especializado en propaganda cultural internacional desde finales de la Se­gun­da Guerra Mundial”, señala el columnista Kurt Nimmo en el portal Infowars.
Sin lugar a dudas, el destape de los “Papeles de Panamá”, seguirá generando información y análisis. Pero de lo que parece no haber dudas es que los papeles sacados a la luz en la nación istmeña tienen como destino, el llevar miles de millones de dó­lares hacia bancos del “paraíso” norteamericano.
Tomado del Periódico Granma 

No hay comentarios:

Publicar un comentario