Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Saludos

jueves, 14 de abril de 2016

Democracia made in #usa



Desde que fotos y videos recorrieron a un mundo espantado la respuesta a esa pregunta es afirmativa. Pocos han olvidado aquellas imágenes donde, entre otros martirios, se ven a perros feroces arrinconando a prisioneros.

Menos aún a la tortura que hizo famoso su nombre sobre el planeta “waterboarding” (el submarino).
De ahí la impresión de que las más altas esferas gubernamentales del país han sido cómplices de esa práctica.
Para suavizar tan negativa imagen, este martes el jefe de la CIA, John Brennan, formuló una declaración inusual.
Reflejada este lunes por la agencia española EFE desde Washington, prometió que “no volverán a usar la tortura por ahogamiento simulado” aunque la ordene quien sustituya a Barack Obama.
¿A quiénes aplicaron esos denunciados tormentos? A sospechosos de estar mezclados con el terrorismo.
Brennan formuló sus declaraciones en el transcurso de una entrevista con la cadena NBC.
"Absolutamente, no aceptaría que ningún agente de la CIA aplicara de nuevo el 'waterboarding',  sostuvo.
EFE recordó que esa polémica técnica, utilizada por el Gobierno de George W. Bush para extraer información a los detenidos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, fue prohibida por Obama en 2009.
Sin embargo, Donald Trump, aspirante a la candidatura presidencial republicana se ha mostrado partidario de restablecer esa práctica.
Pero no solo él, también uno de sus rivales, el senador Ted Cruz, republicano y ultraderechista, en febrero dio a entender que el ahogamiento simulado no puede considerarse una tortura.
Hace poco, tras los atentados en Bruselas, Trump advirtió una vez más que, si gana la Casa Blanca en noviembre, restablecería esa tortura para "extraer toda la información" de los sospechosos de terrorismo y "extraerla rápido".
"El ahogamiento simulado estaría bien, nosotros trabajamos con leyes y ellos (los terroristas) no, y si pudieran ampliarse las leyes yo haría más que ahogamiento simulado", afirmó.
Ahora tachó de “ridículas” las declaraciones del jefe de la CIA a la cadena Fox sobre el ahogamiento simulado.
"Ellos (los terroristas del Estado Islámico) cortan cabezas y ahogan a personas en jaulas (...), y nosotros no podemos practicar el ahogamiento simulado ni hacer nada", argumentó Trump.
La razón "por la que no podemos vencerles es porque no podemos usar tácticas fuertes, ya sea esta (el ahogamiento simulado) u otra cosa", planteó quien por ahora tiene las mayores simpatías en el lado republicano.
De estos hechos se desprenden algunos significados que no deben pasar inadvertidos.
El jefe de la CIA, John Brennan, admite públicamente: no volveremos a torturar, o sea, promete no volver a lo ya hecho.
Y cuando lo han ejecutado, ¿tembló alguna vez por eso la tierra en el suelo estadounidense?
¿Cuántos funcionarios del máximo nivel terminaron allí, al menos, tras las rejas, por llevar a cabo atrocidades propias del Medioevo?


¿Cómo armonizar esa realidad con la supuesta misión estadounidense de llevar la democracia y los derechos humanos al resto del planeta?
Tomado de CubaSi 

No hay comentarios:

Publicar un comentario