Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Saludos

miércoles, 9 de marzo de 2016

Cuba-USA: Esta es una batalla larga



Por: Nelson P. Valdés*
 Los que no conocen historia no entienden o no desean entender. Tucydides escribió sus memorias sobre la Guerra del Peloponeso.  El general e historiador de Atenas no podía entender cómo era posible que la isla de Melos desafiara el poderío que confrontaba. Atenas estaba en guerra con Esparta.


Tucydides necesita el territorio de Melos para proseguir la batalla contra Esparta. Las fuerzas de Atenas eran muchísimas más fuertes. Atenas le dice a Melos que colabore, coopere, se rinda ante un inminente ataque de Atenas. Pero Melos prefiere luchar, mantener su independencia y autonomía, aun cuando sabía que en proceso seria aniquilada. Pero Melos no se rinde. Tucydides nunca entendió tal cosa.

Los Estados Unidos, hoy, tampoco. Estados Unidos es el país con las fuerzas armadas y económicas más fuertes del mundo. Cuba es pequeña. Los gobernantes norteamericanos, igual que Tucydides no comprenden.

Para Norteamérica, el país supuestamente “escogido por dios,” o la llamada  “ciudad en la cima de la loma” [“City on the hill”] pues sus gobernantes tienen la convicción de que pueden dictarle al resto de la humanidad que hacer, como y cuando. Y es obvio que Cuba con un producto nacional bruto que es más pequeño que el capital que se gastan los Newyorquinos en alimentar a perros y gatos anualmente, pues Cuba debe de ceder.

Pero Cuba, como Melos no va a ceder. Los cubanos se consideran, ante la historia y ante la ley internacional,  igual a los Estados Unidos y con derechos soberanos a decidir que sucede dentro de sus propias fronteras. Uno es tan soberano como el otro. Melos entendió eso, al igual que la Numancia de la península ibérica cuando fue atacada y destruida por las tropas romanas de Escipión. Esa historia fue descrita por Miguel de Cervantes.

Históricamente, los gobiernos de Estados Unidos, por su parte, consideran que su país es el escogido, excepcional; donde Dios les habla a sus presidentes. Y esos gobernantes esperan que el resto de la humanidad acepte su hegemonía, sus dictados y reconozcan que “América” tiene prerrogativas que más nadie puede tener.

El  Presidente Barack Obama en las Naciones Unidas declaró en septiembre del  2013: “"I believe America is exceptional."  La doctrina Obama es una nueva expresión de un modo de pensar hegemonista que tiene una larguísima historia.

En Washington, DC debieran de leerse a Tucydides, a Cervantes o al cubano Jorge Mañach. Y claro, para comprender a los cubanos hay que conocer la historia de la isla.

*Profesor Emérito de la Universidad de Nuevo México. Es el director del Cuba-L Project.
Tomado de IslaMía 

No hay comentarios:

Publicar un comentario