Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

viernes, 4 de diciembre de 2015

Santa Bárbara bendita



La anécdota que escribiré en estas breves líneas, la recuerdo como una bella reunión familiar, además de dar fe indiscutible de la libertad de credo en Cuba, amparada por nuestra Constitución.

Era muy niña, pero rememoro que cada cuatro de diciembre el jolgorio comenzaba bien temprano en casa de tía María y tío Santo, todo se preparaba para dedicarle el velorio a la Santa Bárbara Bendita.

Mami, y el resto de mis tías y tíos preparaban los dulces, se acondicionaba el altar,  donde se colocaría la imagen de Santa Bárbara, toda vestida de rojo, y rodeada de las mejores rosas de los jardines de la comarca, se le colocaba a sus pies dulces, café, vinos y hasta prendas de personas que iban a pedirle un “milagro”.
Recuerdo de manera especial,  que muy cerca de casa había un arroyuelo donde de manera exuberante crecían las flores blancas de la mariposa y de esas se cortaban para llevarle a la virgen.

Al filo de las ocho de la noche se prendían las velas alrededor del altar, se rezaba y después comenzaban los juegos, las adivinanzas, mientras que a la media noche se realizaba el brindis, con chocolate, dulce de coco, de maní, boniatillos, buñuelos, en fin todo lo que previamente se había elaborado con las laboriosas manos de las damas de la familia.

Por estos días supe que todavía por el campo, aunque ya no está la tía María, y casi todos los de la familia se han ido por el decursar propio del tiempo, aun se vela la Santa Bárbara con los mismos rituales que en aquellos años.

El velorio a la Santa Bárbara por los devotos a la virgen forma parte de una tradición muy cubana y está amparada por la Constitución de la República y es respetada como un elemental derecho humano en mi país.


No hay comentarios:

Publicar un comentario