Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Costa Rica: Delirios de la prensa por visita de Solís a Cuba



Por: Ángel Bravo 
Los medios comerciales de Costa Rica, todavía viven en la época de la Guerra Fría. A propósito del anuncio del presidente Luis Guillermo Solís de realizar una visita oficial a Cuba el 14 y 15 de diciembre, activaron todos sus mecanismos de alerta amarillista, pretendiendo trabar el viaje.


Titulares como “Estado pagará viaje de 31 funcionarios públicos a Cuba con Luis Guillermo Solís”, “Precedido de polémica por tamaño de delegación, Solís viaja a Cuba”, “Paseo de fin de año: “Todos a Cuba””, “Oposición pide a Solís frenar viaje “de placer” a Cuba”, inundaron los medios. Debajo, los comunicadores dieron sus aportes: ¡Nada tiene que negociar la Costa Rica capitalista con la Cuba comunista! ¡En el mejor de los casos la democracia costarricense oxigenará a la dictadura cubana! ¡Costa Rica dará lecciones de derechos humanos a los cubanos!

Todos esos epígrafes, son engendros semanales de la más rancia y reaccionaria oligarquía. Ellos mismos, no creen lo que publican. Cualquier lector u oyente fuera de Costa Rica pensaría que los dueños de los negocios de la comunicación, ignoran las relaciones diplomáticas, la autodeterminación de los pueblos, los acuerdos entre Estados; y creería que esos medios se mueven y distribuyen en alguna jungla del trópico centroamericano.

¿A qué responde ese desvarío? Sencillamente a que se trata de Cuba socialista, país libre, independiente y soberano; revolución victoriosa, contra la que se han estrellado amenazas, sabotajes, atentados, secuestros de embarcaciones y aeronaves, terrorismo desde Miami, el más grande bloqueo comercial, económico y financiero de la historia por más de cinco décadas. Esa es la causa de la alerta irracional y rupestre de la derecha costarricense.

Contrario a la Costa Rica “desarrollada” (según esa oligarquía reaccionaria), resulta que la visita de Solís buscaba acuerdos de cooperación con la Cuba “atrasada” en Ciencia y Tecnología, Turismo, Salud, Educación y Deportes. Para dolor de esa camarilla, Solís al terminar su visita afirmó que las relaciones con Cuba serán más intensas; agradeció la acogida del gobierno y el pueblo durante su visita oficial y aseguró que los objetivos del viaje se cumplieron con éxito.

El presidente confirmó la importancia de Cuba en la política exterior, por ser un actor esencial en la cuenca del Caribe. Informó que se materializó un acercamiento entre el sector empresarial costarricense e instituciones cubanas. Señaló: “concretamos más de 100 citas de negocios entre nuestra delegación y sus homólogos de la nación antillana, y eso es una gran noticia”. La irritación de la caverna se desbordó, cuando se enteraron que Luis Guillermo Solís fue nombrado miembro de la Academia de Historia de Cuba.

Es conocido que Cuba socialista siempre ha recibido a sus huéspedes con respeto y afecto, y ha dado ejemplo al mundo, de que negocia y toma acuerdos con otros Estados, sin renunciar a sus principios revolucionarios.

La prensa vetusta hace el ridículo internacional al querer invisibilizar lo que Cuba significa para el mundo. Hay que avisarles que no hace mucho, han estado en La Habana, Vladimir Putin presidente de la Federación de Rusia, Xi Jinping presidente de la República Popular China, Francois Hollande presidente de Francia, y todos ellos, no sólo buscan acuerdos de cooperación con el gobierno cubano, sino que solicitan reunirse con el líder histórico de la revolución cubana.

En 1985 Fidel le dijo a Frei Betto: “Eso queda fuera de toda duda, y lo consideraría además, un acto valiente, porque no creas que cualquier Jefe de Estado se atreve a visitar a Cuba, no creas que cualquier político se atreve a visitar a Cuba, puesto que jefes de estado y políticos tienen que tomar muy en consideración lo que piensa EEUU, y muchos de ellos tienen en cuenta eso, temen represalias económicas, políticas, temen disgustar a EEUU, o porque necesitan alguna ayuda de ellos, o algún crédito en el Banco Mundial, en el Banco Interamericano, o deben negociar con el Fondo Monetario, etc. etc. De modo que conocemos mucha gente que incluso mira con simpatía las actividades de Cuba, pero debe tener en cuenta todos estos intereses antes de tomar la decisión casi heroica de venir a Cuba. Visitar a Cuba se convierte, realmente, en una manifestación de independencia”.

La turba trasnochada cayó en delirio total, cuando se enteró por una emisora radial nativa, que Luis Guillermo Solís había pedido reunirse con Fidel Castro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario