Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Saludos

domingo, 29 de noviembre de 2015

Miami lo confirmó, que armaría escandalera, pero igual se equivocó



Por: Patricio Montesinos  
Los sectores ultraconservadores de Miami lo confirmaron, que armarían sus afamadas escandaleras de siempre luego que los gobiernos de Estados Unidos y Cuba decidieron restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países, e iniciar un proceso de normalización de los vínculos bilaterales.  

La terca mafia cubanoamericana de la Florida, que durante casi seis décadas se ha enriquecido a costa del negocio de la confrontación con la mayor de las Antillas, no acaba de interiorizar que los tiempos han cambiado, y sigue aferrada a su frustrada idea de malograr cualquier mínimo paso de acercamiento entre Washington y La Habana. 
Los recientes sucesos con migrantes cubanos en Costa Rica y el diferendo escenificado en la frontera tica con Nicaragua, con implicaciones para Centroamérica y también Ecuador, es un plan de la ultraderecha  miamense dirigido a denigrar de la nación caribeña, y tratar de entorpecer el dialogo establecido con las autoridades norteamericanas. 
Casualmente esos hechos han ocurrido días antes de una nueva ronda de conversaciones entre delegaciones de Cuba y Estados Unidos, previstas para el martes 1 de diciembre, en las cuales abordarán, como han venido haciendo bianualmente desde hace varios años, el tema migratorio, e incluirán el combate al narcotráfico. 
La Habana ha abogado siempre por una emigración legal, ordenada y segura de sus ciudadanos hacia territorio norteamericano, sin embargo la misma pandilla miamense, bandas inescrupulosas de traficantes de personas y  ultraconservadores de Washington siguen apostando por la macabra Ley de Ajuste cubano, basada en la política de “pies mojados, pies secos”. 
Esa normativa, aun en vigor como el bloqueo contra Cuba, estimula la emigración ilegal porque confiere solo a los habitantes de la Isla caribeña un tratamiento diferenciado y único en todo el mundo, al admitirlos de forma inmediata en Estados Unidos. 
Por supuesto que la política de “pies mojados, pies secos” no es aplicable a los miles de migrantes latinoamericanos que diariamente pretenden llegar a territorio norteamericano, a quienes por el contrario se les impide, y si consiguen hacerlo son violados sus derechos humanos,  y deportados a sus respectivos países. 
La nueva algarabía de la desacreditada mafia de Miami tiene también entre sus intenciones crear diferendos entre las naciones de América Latina, desvirtuar el prestigio de Cuba en la región, además de su destacado rol a favor de la paz y la unidad de la Patria Grande, y evidentemente pretender subvertir el orden interno en la mayor de las Antillas. 
A la fracasada y minoritaria contrarrevolución asentada en la Florida le incomoda mucho al mismo tiempo que la mayoría de los cubanos residentes en ese estado norteamericano favorezcan una buena relación con su país, y que el decano archipiélago del Caribe normalice sus nexos con Washington.
 Igual le irrita considerablemente que los cubanos puedan vivir en paz y ser felices, como a pesar de la hostilidad y el bloqueo que se le ha impuesto por más de 50 años, lo han conseguido hacer, porque nunca han perdido las esperanzas, su sonrisa y su ternura, en medio de las agresiones de que han sido blanco.  
Se equivocan por enésima vez esos mafiosos. Jamás lograrán materializar su objetivo de destruir lo que ha hecho Cuba con su Revolución a partir del 1 de enero de 1959, ni truncar la buena vecindad que ha primado con el pueblo norteamericano, y que paso a paso se trata de construir ahora con sus gobernantes, independientemente de las marcadas diferencias entre las dos partes. 
En la nación caribeña se seguirá viviendo en paz, sonriendo, y hoy bailando al ritmo de una canción muy de moda  en Latinoamérica, España y el mundo, titulada la “Gozadera”, que aboga por la unidad de Nuestra América a través de la música, y  en su letra se dice: “…si tú eres latino saca tu bandera…” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario