Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

jueves, 29 de octubre de 2015

Marco Rubio nos está timando y debía dimitir



Álvaro Fernández
El senador Marco Rubio debería dimitir y no timarnos, gritó el martes un editorial del Sun Sentinel. ¡Gracias a Dios que alguien se ha dado cuenta!
Desde hace meses el señor Rubio se ha quejado de que no le gusta su trabajo. El pobre. Como resultado, y lo demuestran los registros, se aparece a trabajar tan poco como sea humanamente posible. De hecho, él ha perdido más votaciones  –votaciones importantes– que cualquier otro senador norteamericano que esté ahora en el cargo. Cincuenta y nueve (59) tan solo en el último año, según Politico. Votaciones, permítanme  repetir, importantes; muchas de las cuales afectan nuestra vida cotidiana.Sin embargo, el senador Rubio dijo rotundamente a CNN: “No estoy faltando a las votaciones porque esté de vacaciones. Estoy postulándome para presidente para que las votaciones que se realicen en el Senado sean realmente significativas de nuevo”. ¡Oh!, cuánta humildad por  parte del senador Rubio. ¿Está usted tratando de decirnos que si usted no está presente los votos no son importantes?
Como se señala en el editorial:
“Si no le gusta su trabajo, senador, siga el honorable ejemplo del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner y dimita.
“Vamos a elegir a alguien que quiera estar presente y ganarse un honesto salario por un día de trabajo honesto. No nos deje sin uno de nuestros dos representantes en el Senado por los próximos 15 meses.
“A usted se le pagan $174.000 dólares al año para que nos represente, para que luche por nosotros, para que solucione nuestros problemas. Además, recibe un subsidio federal de $10,000 dólares –al que algunos en el Senado han renunciado– por participar en uno de los planes de salud Obamacare, aunque usted es un gran crítico del Obamacare.
“Usted nos está timando, senador”.
Todo es cierto.
Considere esto. Usted tiene un trabajo que odia –a muchos les sucede lo mismo. Aún así, usted trabaja lo  mejor que puede y se le paga por ello. Ahora imagine ese mismo trabajo. Y usted decide (como ha hecho Marco Rubio) que continuará recogiendo su cheque de pago al final del mes pero usted no va a aparecerse demasiado por allí y, cuando lo haga, no va a trabajar mucho, si es que hace algo. Todo lo que quiere es asegurarse de que su dinero estará listo al final de cada mes. Intente hacer un movimiento como el de Marco en su vida real y verá lo que le sucede: Patada en el culo y a la calle.
Pero hay más en este juego, imaginario para nosotros pero real para Marco Rubio. Mientras que a Rubio le están pagando por no trabajar, él anda por ahí todos los días –en horas de trabajo– buscando otro empleo, uno que él dice que quiere y está convencido de que lo hará feliz…
¡Siempre he dicho que Marco Rubio es un farsante! Como floridano que soy, no me hace feliz que él me esté dando la razón.
Marco ha demostrado que tiene poco respeto por todo lo que supuestamente representa, y menos aún por la posición que quiere alcanzar –la posición política más poderosa del planeta. Y con sus acciones y sus palabras demuestra desprecio por el acto de votación –y por lo tanto, por los votantes que lo han elegido.
Como afirma el Sun Sentinel: “Es poco convincente  –y realmente increíble–que [Marco Rubio] diga que su voto (el suyo) no importa. “Votar no es la parte más importante del trabajo”, usted [Marco Rubio] le dijo a CNN”.
Y en cuanto a que Marco quiere ser nuestro próximo presidente, piensen en esto: “Es inconcebible que cuando se trata de asuntos de inteligencia, incluyendo sesiones informativas acerca del acuerdo nuclear con Irán, usted [Marco Rubio] dijo: “Tenemos un miembro del personal asignado a la inteligencia que recibe constantes sesiones informativas’”.
“Al decidir permanecer en el Senado y obtener publicidad, beneficios y pagos que tocan a la posición  –sin hacer el trabajo– usted se está aprovechando de nosotros”, agrega el editorial. “O hace su trabajo, senador Rubio, o renuncie”, le insta a hacer.
Ahora, después de leer esto, si usted todavía está pensando en votar por el señor Rubio, háganme un favor, se los ruego, lean esto otra vez. Des-pa-cio. (Tomado de Progreso Semanal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario