Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

lunes, 20 de julio de 2015

Se ha dado un paso histórico, falta lo determinante



Por Frank Agüero Gómez -Cubahora-

No  sólo porque se reanudan formalmente las relaciones entre Estados Unidos de América y la República de Cuba, sino porque por primera vez se establecen desde una posición de igualdad y respeto mutuos, entre vecinos que al fin se reconocen independientes y soberanos sin injerencia externa.  

Las dos naciones emergieron de dos grandes revoluciones, con casi tres siglos de diferencia, una antiesclavista y liberal y otra anticolonial y antiimperialista, lo que conllevó a cooperar y coexistir en distintos momentos en medio de conflictos derivados de intereses estratégicos diferentes.

Ambos países  coincidieron en no pocos aspectos en su devenir histórico y cultural como en apego a las libertades y la solidaridad con los débiles, pero discreparon  radicalmente  en sus pretensiones respecto al otro,  y en su modo de comprender e insertarse en la modernidad  y proyectar su  futuro.
La historia de aproximaciones  y desencuentros parte desde la oportunista intervención y ocupación militar norteamericana en el verano caliente  de 1898 hasta el rompimiento de relaciones de Estados Unidos con Cuba en el gélido diciembre 31 de l961
De ahí que tienen razón los que afirman que este paso a punto de concretarse, que comenzó seriamente con las declaraciones  de los presidentes Raúl Castro y Barack Obama   el 17 de diciembre de 2014, prolongado durante más de 7 meses  de conversaciones bilaterales, apunta a una reivindicación de la soberanía nacional de Cuba que trasciende a los 54 años, 7 meses y 17 días desde el quiebre formal de las relaciones entre los dos países vecinos..
No hay necesidad de sostener pesimismo sobre el futuro que espera a las dos naciones.
Eso sería anclarse únicamente en el oscuro y deleznable proceder que en el pasado más lejano y reciente los Estados Unidos de América le dio a Cuba, desde la imposición de la Enmienda Platt hasta el bloqueo sostenido e incrementado durante 53 años y las agresiones de todo tipo que le siguieron..
Tampoco hay que culpar unilateralmente de las represalias imperiales a la naturaleza rebelde de un pueblo que, aunque pequeño, nunca se resignó a ser un día una estrella más en la gloriosa enseña norteamericana, o se negó a seguir el modelo que los gobernantes de aquel país caprichosamente quisieron ( y sin lugar a dudas, aún quieren) imponerle.
Los criterios anteriores equivaldría a considerar lo sucedido hasta ahora como castigo porque el cubano supo erguirse y resistir, contestar contundentemente a cada golpe contra su  derecho a vivir justa y dignamente,  y nunca renunció a la esperanza de crear un mundo mejor, solidario y más humano.
El significado de este acto que ocurrirá primero en Washington y luego en la Habana, de convertir las Oficinas de Intereses en legítimas embajadas, en gran medida hace honor a la convicción que mantuvieron los patriotas que como nuestros Cinco Héroes lucharon en las más difíciles condiciones.
Estos jóvenes, aún cuando cumplían  injustas condenas en las cárceles del imperio, no desmayaron y creyeron siempre que la razón estaba de parte de los patriotas radicados en la Mayor de las Antillas y de sus amigos por todo el mundo, incluidos norteamericanos, cubanos y otros nacionales radicados en Estados Unidos. .
HACIA LA NORMALIZACIÓN
Quedan pasos sustanciales por delante, pero lo alcanzado hasta ahora justifica la congratulación que debemos darnos los que siempre hemos confiado y defendido la patria, con ese sentimiento sagrado que nos inculcaran Varela, Céspedes, Martí, Maceo, Mella  y tantos otros precursores.
Ellos fueron paradigmas  de los mártires y héroes de la Generación del Centenario del Apóstol, encabezados por Fidel y Raúl, quienes con sabiduría, prudencia y lealtad a los principios nos han conducido en esta larga batalla que aún continúa.
De nuestra inteligencia y perseverancia y de las buenas intenciones de quienes desde Estados Unidos de América y de otras latitudes nos seguirán acompañando, dependerá que se logren los propósitos de alcanzar paz y armoniosa vecindad entre nuestros dos países, a pesar de las diferencias que existen y seguirán existiendo entre naciones con ideologías y políticas divergentes.
Cuba reivindica este primer momento como un paso a la normalización, proceso más largo y difícil pero no imposible, el cual conlleva, entre otros aspectos, la devolución del territorio de la Base Naval ilegalmente ocupada en Guantánamo (rémora de la Enmienda Platt), y la eliminación total del bloqueo estadounidense, el cese de las transmisiones de las radio y televisoras dirigidas contra nuestro país, el no aliento y financiación a las acciones subversivas destinadas al derrocamiento de la Revolución y la debida compensación a nuestro pueblo por los daños humanos, financieros y materiales ocasionados por cinco décadas de alevosa guerra unilateral.
Alcanzar todo lo anterior puede que dure varias décadas, pero cada paso que en lo adelante se de, por pequeño que parezca, en una y otra dirección, justificaría el sacrificio y las esperanzas de varias generaciones de cubanos y norteamericanos que siempre creyeron que sería posible el momento actual.
Como ha expresado el Presidente cubano Raúl Castro Ruz, podemos vivir y coexistir como naciones civilizadas, con discrepancias y diferencias, pero esta vez se trata de “fundar un nuevo tipo de lazos entre ambos Estados, distintos a los de toda nuestra historia común.”. .
Por lo demás, Cuba no cifra su presente ni su futuro, como lamentablemente sucedió en 1902, en un vecino poderoso lleno de productos necesarios o artificiales, ansiosos de dar créditos a un pueblo empobrecido y analfabeto con el propósito de apoderarse de sus riquezas y someterlo política, ideológica y culturalmente gracias al poder financiero.
Esta república de dignidad y justicia social, erigida en la cercanía del imperio, cuenta con centenares de amigos en el mundo y con una inmensa obra humana, material y científica que responde cada vez más a un  programa a largo plazo para insertarse en un mundo fraterno, global y competitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario