Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

jueves, 14 de mayo de 2015

Cuba: Una experiencia inolvidable



Me satisface compartir con los lectores de este blogs crónicas como estas, porque llevan en sus líneas sentimientos verdaderos de las personas que, aunque sea por corto tiempo han vivido a Cuba. Gracias a uno de mis más fieles seguidores en TW:

 


Por Gustavo Espinoza M. (*)


Recientemente, por motivos de salud, debí permanecer en Cuba durante 23 días. En ese lapso fui paciente del Centro Oftalmológico más calificado de la Isla, el Pando Ferrer, que atiende a decenas de miles de pacientes de la mayor de las Antillas y de muchos países.  
Puedo dar fe de manera viva y directa los adelantos médicos alcanzados en la Patria de Martí, pero también de la infinita voluntad solidaria con la que fuera atendido por el Doctor Rafael González Díaz y todos los profesionales de la salud que aportaron a su esfuerzo calificado, por atender mis dificultades.  
No es el caso referirme a ellas, cuanto si dejar constancia de mi agradecimiento al Partido Comunista de Cuba y al Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos. -el ICAP- que me concedieron el privilegio de contar con este auxilio. 
También, por cierto, referirme a algunos episodios puntuales  que tuve la ocasión de presenciar, y que hicieron de mi estancia en Cuba una experiencia inolvidable. La más alta de ellas, sin duda, fue la posibilidad de conocer personalmente a Gerardo, Fernando, Antonio y Ramón -a René lo conocí antes, en el IX Encuentro de Solidaridad con los 5 celebrado en Holguín en noviembre del 2013- hablar con ellos, escucharlos atentamente y participar a su lado en diversos encuentros de singular importancia.  
A los 5 les llevé algunos presentes peruanos: pequeños objetos, recuerdos elaborados laboriosamente por colaboradoras del Comité Peruano de Solidaridad con los 5; pero también 5 libros que simbolizaban nuestro minguar aprecio: los 7 Ensayos, de José Carlos Mariátegui, poemas de Cesar Vallejo, libros enviados por Marco Martos, Arturo Corcuera y Winston Orrillo, tres destacados escritores peruanos que aportan también con esfuerzo en la lucha peruana por esta causa.  
- Con los 5:  
Mi primer encuentro con los 5 tuvo lugar el martes 28 de abril en la Casa de Amistad con los Pueblos, en horas de la tarde. 
Fue con motivo de una ceremonia singular en reconocimiento a un matrimonio de amigos chilenos que radican en Suecia a donde se vieron obligados a emigrar en los años 70. Allí, con Yeninaira Cárdenas -del ICAP- Banbosse Shango y Nalda  Vigezzi, ambos del Comité de los Estados Unidos- y otros compañeros; compartimos la presencia de los valerosos combatientes antiterroristas que llegaron a nosotros en compañía de sus familiares más cercanos. 
Fue esa, una primera impresión que dejó huella por la sencillez y modestia con la que se desenvolvieron  quienes hasta hace apenas cuatro meses eran los presos más famosos del mundo. Esas características brillaron también cuando intercambiamos las primeras palabras de saludo. Ellos conocían a algunos de los asistentes por sus nombres, pero no los habían visto nunca. Nosotros, tampoco los conocimos antes, pero el solo verlos -y confundirnos en un afectuoso abrazo- nos convirtió automáticamente en “viejos amigos”. 
El segundo encuentro tuvo lugar al día siguiente, el miércoles 29, mientras caía sobre suelo cubano  el aguacero más impresionante que yo jamás había visto. Protegido como estaba, tuve la ocasión de estar a buen recaudo en el Palacio de la Revolución, donde se inauguraba solemnemente la exposición de 53 fotos tomadas por fotógrafos cubanos y de otros países, en torno al retorno de los 5 al suelo patrio y su reencuentro con sus familiares. En la circunstancia, con ellos y los suyos -Mirtha Rodríguez, la madre de René; Olga Salanueva, la esposa de René; Adriana Pérez, la esposa de Gerardo, y otros más- intercambiamos saludos, impresiones, fotos, recuerdos y palabras de afecto que quedaron grabadas para siempre en mi memoria. 
En esa circunstancia, estuvo con nosotros un viejo conocido. Ricardo Alarcón de Quesada, quien cumplió muy destacadas funciones en la lucha por la libertad de los héroes. 
Por tercera vez, nos encontramos con ellos  el viernes 1 de mayo en la Plaza de la Revolución. Fue, seguramente, la más entusiasta fiesta que con motivo de la fecha, se celebró en el mundo. Más de un millón de cubanos desfilaron encabezados por un pelotón integrado precisamente pos los 5 y sus familiares. 
Ese mismo 1 de Mayo, estuvimos en el salón El Cortijo, del Hotel Vedado, donde tuvo lugar al mediodía, un encuentro fraternal con los 5. También lo mismo: saludos, palabras de afecto, abrazos,  reconocimientos y, sobre todo mucha -infinita- alegría. Fue ese un cuarto encuentro solidario. 
Y el quinto, ocurriría al día siguiente, el sábado 2 de mayo en el imponente Centro de Convenciones de La Habana, en presencia de más de mil compañeros de casi 80 países, que arribaron a Cuba con distintos motivos, pero confluyeron todos en el Día Internacional de los Trabajadores. 
Cada uno de estos encuentros sirvió para comprender mejor la dimensión histórica de estos antiterroristas. Los 5, son ciertamente, hombres de gran calidad personal pero también revolucionaria y política. Cuadros de muy alto nivel que honrarán aún más en el futuro a Cuba y a su pueblo.  

- El 1 de Mayo en la Plaza de la Revolución: 
No obstante mi dilatada actividad, que muchos conocen, nunca antes tuve la ocasión de presenciar un 1 de Mayo en un país socialista. Esta vez, ocurrió. 
Fuimos convocados a las 4 de la mañana del día 1 en diversos puntos de encuentro. Desde uno de ellos, con Ignacio Flores, un compañero chileno que me asistió con gran solidaridad, pude desplazarme hasta llegar a las 5 de la mañana a la Tribuna ubicada ante el Monumento a José Martí. A las 6, fui cambiado de ubicación y situado junto a Kenia Serrano -la Presidente del ICAP- con la que pude compartir todas las impresiones del evento. 
Más de un millón de cubanos participaron en la fiesta mundial de los trabajadores. Una abigarrada multitud, portando retratos, banderas, carteles y toda clase de aprestos marcharon con entusiasmo sin igual expresando su jubilosa identificación con la Revolución Socialista. Un espectáculo que los columnistas de la prensa peruana, simplemente no habrían podido soportar. 
Esta maravilla era previsible desde días antes. Asambleas de trabajadores, eventos previos, concentraciones en centros laborales y en barrios, manifestaciones juveniles por doquier, asomaban de manera previsible antes de la fiesta. La radio, la televisión y la prensa escrita, cumplieron su papel. 
Curiosamente, el 1 de Mayo en Cuba no fue usado con motivos internos. Ni el gobierno ni el Partido, se valieron de la fecha para subrayar las conquistas de su pueblo. No hubo largos mensajes, ni discursos preparatorios. La única intervención estuvo a cargo del Secretario General de la Central Obrera –la CTC- Ulises Guilarte de Nacimiento. Fue una proclama leída, expresión colectiva de una dirección firme y coherente. 
En la fecha, los ojos de Cuba miraron al continente. Y fijaron su atención, en particular, en la solidaridad con la Venezuela Bolivariana. Esa fue, quizá, una combativa respuesta a las presiones del Imperio que busca introducir una cuña entre pueblos hermanos para aislar  a la Patria Llanera. La presencia de Nicolás Maduro, al lado de Raúl, en el estrado principal, confirmó eso. 
También esta vez la lluvia se sumó, entusiasta al desfile. Comenzó a caer cuando se inició la multitudinaria marcha y concluyó con ella. Luego un sol radiante brilló en el horizonte.  
- El evento del 2 de mayo: 
Después del desfile del 1 de Mayo, la actividad principal fue la Conferencia Internacional de Solidaridad que tuvo lugar, a partir de las 9 de la mañana del sábado 2 de mayo en el Centro de Convenciones de La Habana. Allí, alrededor de mil quinientos representantes de casi 80 países participaron de manera entusiasta, confirmando la línea general del celebratorio: unidad continental y lucha por el socialismo.
 Fue Miguel Díaz-Canel, Primer Vicepresidente del Consejo de Estado, quien presidió el acto, Ulises Guilarte, el Secretario de la CTC quien abrió el evento; pero en él, expusieron Ana Teresita González, del Ministerio de Relaciones Exteriores, y Kenia Serrano en representación del ICAP.  
La primera presentó un rico panorama del escenario internacional y de los avances de la política de Cuba; en tanto que la segunda abordó las grandes metas referidas a las tareas de la solidaridad.  
A continuación hicieron uso de la palabra  40 compañeros de diversos países, quienes de manera breve  resaltaron la necesidad de fortalecer el trabajo solidario con Cuba socialista y el proceso emancipador latinoamericano. Representantes de Alemania, Francia, Italia, España, Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Chile, Nicaragua y otros países, coincidieron en la necesidad de impulsar la lucha por estos objetivos. 
Inmediatamente después, tuvo lugar una ceremonia de reconocimiento. En un clima de comprensible emoción fuimos llamados a la tribuna alrededor de 20 compañeros que se habían destacado en la lucha solidaria por la libertad de los 5. A cada uno de nosotros, nos fue entregado un pergamino alusivo al tema. A mí, me lo dio Fernando González Llort. 
Luego, Gerardo Hernández Nordelo hizo uso de la palabra en nombre de los 5. Fue un discurso macizo, contundente, claro y profundo, el suyo. En mensaje de lucha  y esperanza. Y un llamado a elevar el papel de los pueblos en las tareas del momento. 
La intervención de Gerardo, fue largamente aplaudida. Al término de ella, una estruendosa ovación selló el compromiso de todos de bregar por esta causa. Un video amorosamente preparado nos trajo las imágenes de Gema, la ansiada hija de Gerardo y Adriana.  
- Fidel hace Historia:  
Aunque no participó en ninguno de estos eventos, Fidel estuvo presente en todos ellos y en muchos otros que se desarrollaron en la isla en las últimas semanas. Recientemente, recibió al Canciller del Japón, se entrevistó con Nicolás Maduro y se reunió con el Presidente de Francia. Infatigable, escribió artículos de innegable importancia política, referidos al escenario mundial. 
Más allá de todo ello, sus palabras asomaron en muchísimas de las intervenciones de los dirigentes cubanos, y de todos los invitados.  
Y es que Fidel está activo, goza de buena salud, y sigue haciendo historia

(*) Del Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera / http://nuestrabandera.lamula.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario