Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

jueves, 2 de abril de 2015

Un nuevo abril, pero siempre de victorias



La llegada de abril siempre nos llena de alegrías y de recuerdos imperecederos, se celebra todos los años, cada día cuatro del presente mes, los aniversarios de la Organización de Pioneros José Martí, OPJM y de la Unión de Jóvenes Comunistas, UJC, y un poco más adelante llegan las conmemoraciones de la contundente victoria de los cubanos en las arenas de Playa Girón.

En estos tiempos que corren es preciso ponderar el vínculo entre juventud y victorias, y es que la Revolución Cubana ha sido eso y mucho más. Esta Revolución siempre protagonizada por jóvenes en constante compromiso con el momento histórico que les ha tocado vivir.


Este abril de 2015 tiene sin duda los mismos matices de juventud, entusiasmo, desenfado, compromiso, fe y optimismo en el futuro de la Patria donde nacimos y de la Patria Grande como la llamarán los próceres de nuestra independencia.

En Cuba cuando pensamos abril, pensamos en Girón, en Victoria y en el histórico momento cuando el Líder Indiscutible de esta Revolución proclamara el carácter socialista del camino que habían emprendido los jóvenes del centenario, al no dejar morir al Maestro, y fueran a la carga con el Asalto al Cuartel Moncada.

Este abril no se queda atrás, nuevos empeños hacen el  accionar cotidiano de los jóvenes de estos tiempos, ahí están cargados de sueños, de anhelos y de compromisos para seguir adelante la obra legada por los padres y abuelos.

Abril y fundamentalmente GIRON  representa desde entonces un símbolo de victoria para los cubanos.  Es una lección de amor, de patriotismo, de independencia y de soberanía. Es también un mensaje indeleble de la fuerza de la unidad de un pueblo abrazado a su Revolución.

Girón es la síntesis de la consigna irrenunciable de ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!, que los cubanos proclamamos ante cada amenaza o momento de peligro. Girón es victoria, gloria y recuerdos.

En los próximos días Abril tendrá otro Girón más allá de nuestras fronteras, Panamá convoca a la Cumbre de las Américas y paralela a ella la Cumbre de los Pueblos, allí estará nuestra delegación, representada mayoritariamente por jóvenes,  que integran la diversa amalgama de formas en que está organizada la Sociedad Civil Cubana.

Estos representantes llevan en sus gargantas su sentir, su forma de pensar de cómo quieren a Cuba y a Latinoamérica al doblar de unos pocos años, sus voces emitirán en esa Cumbre, la expresión real y objetiva de una sociedad, que no tiene por qué ser igual a otra, ni por copia, ni por imposiciones, si no de una sociedad que ha elegido su propio destino y que puede, como toda Revolución, estar en contante cambio y trasformación.

Este abril, luego de tantos años nos convoca a este encuentro con una América que se ha crecido, que ha salido del anonimato, que se ha dejado ver en su más amplia gama de matices y colores, que ha dejado ver cuanto y cuan grande es lo que corre por las venas de un latinoamericano.

Este abril,  en Panamá no será una invasión mercenaria, no habrá 72 horas para derrotar un enemigo feroz y de apetitos imperiales, pero será otro abril de victoria, porque más allá de luces y sombras, los nuestros defenderán la Unidad Latinoamérica, le dirán no al bloqueo de Estados Unidos, No a la injerencia yanqui en naciones libres y soberanas, no a los enclaves militares en esta región que es zona de paz, no a la subversión y los mercenarios pagados para proclamarlos como sociedad civil.

Este abril seguirá siendo un abril de victorias, de compromiso, de cambio, de nuevas ideas y nuevos empeños, para que en Cuba, no haya más niñas carboneras sin zapatos blancos, y para que la América Bolivariana y Martiana, la  que está desde el Río Bravo hasta la Patagonia, sea NUESTRA AMERICA.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario