Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

martes, 23 de diciembre de 2014

Con Raúl no hay jugada



Esta mañana en mi ajetreo periodístico en la calle, dos personas que conocen la profesión que una realizan, pero que nunca habíamos cruzado palabras me paran y me dicen: Periodista qué usted cree del restablecimiento de relaciones con Estados Unidos…. Y seguido me afirman: Pero con Raúl sí no hay jugada de que quieran meter su nariz a gobernar como antes.

Entonces le respondí: Creo que estas relaciones serán muy buenas en tanto haya por el medio entendimiento de que Cuba es una nación libre y soberana, y como dice usted… con Raúl no hay jugada, pero con el pueblo tampoco puede haber jugada , porque ¿con ustedes dos hay jugada?. Ahora lo de las relaciones es positivo para los pueblos.


Y enseguida me responden: NO que va con nosotros NO, si hay otro Girón, volverán a morder la derrota.
Y ahí les dije: NO ya la política de invasiones no les dio resultados y ellos lo saben.

Entonces regresé a mi teclado y decidí compartir con mis lectores porque este tema del restablecimiento de las Relaciones Diplomáticas con Estados Unidos suena y resuena entre los cubanos, y existe sin duda una mayoritaria aceptación y complacencia, pero también existen entre cubanas y cubanos seres con sólidos criterios como los de estos  dos moroneros con los que me tropecé esta mañana.

A propósito de esta pequeñísima anécdota reseño algunas de las palabras de nuestro Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en la clausura de la última Sesión del Parlamento Cubano el pasado día 20 de diciembre, que creo sintetizan lo que verdaderamente deseamos los cubanos para el bien de las relaciones entre Cuba y EEUU.

El pueblo cubano agradece esta justa decisión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Con ello se ha eliminado un obstáculo en las relaciones entre nuestros países.

Saludamos el planteamiento del Presidente Obama de abrir un nuevo capítulo en los vínculos entre ambas naciones y de introducir los más significativos cambios en la política estadounidense de los últimos 50 años.
A los contactos de alto nivel entre ambos gobiernos, acudiremos con espíritu constructivo, de respeto y reciprocidad, con el propósito de avanzar hacia la normalización de las relaciones bilaterales.

Se ha dado un paso importante, pero queda por resolver lo esencial, que es el cese del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, recrudecido en los últimos años, en particular en el ámbito de las transacciones financieras, con la aplicación de enormes e ilegítimas multas contra bancos de diversos países.

Esta será una lucha larga y difícil que requerirá que la movilización internacional y de la sociedad norteamericana continúe reclamando el levantamiento del bloqueo.

Esperamos que el Presidente de los Estados Unidos utilice con determinación sus prerrogativas ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo, en aquellos aspectos que no requiera la aprobación del Congreso.
Al propio tiempo, estudiaremos el alcance y forma de aplicación de las positivas medidas ejecutivas anunciadas por el Presidente Obama.
Es alentadora su instrucción de revisar la injustificable  inclusión de Cuba en la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo Internacional.
Siempre estuvimos dispuestos al diálogo respetuoso, sobre la base de la igualdad para tratar los más diversos temas de forma recíproca, sin sombra a nuestra independencia nacional y autodeterminación y, como Fidel señalara, sin renunciar a uno solo de nuestros principios.

Entre los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba hay profundas diferencias que incluyen, entre otras, distintas concepciones sobre el ejercicio de la soberanía nacional, la democracia, los modelos políticos y las relaciones internacionales.
Reiteramos la disposición al diálogo respetuoso y recíproco sobre las discrepancias. Tenemos firmes convicciones y muchas preocupaciones sobre lo que ocurre en los Estados Unidos en materia de democracia y derechos humanos y aceptamos conversar, sobre las bases enunciadas, acerca de cualquier tema, de todo lo que quieran discutir, de aquí, pero también de los Estados Unidos.
No debe pretenderse que para mejorar las relaciones con los Estados Unidos, Cuba renuncie a las ideas por las que ha luchado durante más de un siglo, por las que su pueblo ha derramado mucha sangre y ha corrido los mayores riesgos.
Cuba es un Estado soberano cuyo pueblo, en libre referendo para aprobar la Constitución, decidió su rumbo socialista y sistema político, económico y social.
De la misma forma que nunca nos hemos propuesto  que los Estados Unidos cambien su sistema político, exigiremos respeto al nuestro.
Ambos gobiernos debemos adoptar medidas mutuas para prevenir y evitar hechos que puedan afectar los progresos en la relación bilateral, basados en el respeto a las leyes y el ordenamiento constitucional de las partes.
Por nuestra parte primará una conducta prudente, moderada y reflexiva, pero firme.
Seguiremos brindando apoyo frente a los intentos de desestabilizar al gobierno legítimo que encabeza el compañero presidente Nicolás Maduro Moros y rechazamos las pretensiones de imponer sanciones a esa hermana nación.
La inquebrantable fe en la victoria que nos inculcó Fidel continuará conduciendo a todo nuestro pueblo en la defensa y perfeccionamiento de la obra de su Revolución.
Por convicciones como estas, que nos las enseñó Fidel,  es que con Raúl y con este pueblo empinado,  de sangre mambisa y rebelde nunca puede haber jugada para dejar pasar al jigante de las siete leguas, está claro si vienen de igual a igual bienvenido sean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario