Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Miami obstaculiza el derecho humano de la libertad de expresión



Muchas de las posiciones que adoptan algunas personalidades de la cultura crean diferentes sentimientos, entre ellos el de pena, lástima y hasta tristeza.

Algo parecido sucede con las recientes declaraciones del músico cubano Descemer Bueno, sobre el Bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba en el año 1962, el más antiguo y largo de la historia moderna.

Descemer se atrevió a declarar a la prensa internacional que mantener el Bloqueo, llamado eufemísticamente “embargo” por Estados Unidos, es un capricho de ese gobierno.
Fue suficiente para disgustar a la ultraderecha cubana radicada en Miami, conformada en su núcleo principal por ex colaboradores del tirano Fulgencio Batista y sus descendientes.


Esa mafia anticubana intransigente, se opone a la eliminación del criminal Bloqueo, que pretende causar hambre, descontento y desaliento entre la población cubana, para derrocar al gobierno socialista.
Descemer, premiado con tres Grammy Latinos en su última edición, tiene residencia en las dos orillas del estrecho de la Florida, donde cuenta con millones de seguidores por la elevad calidad de sus composiciones musicales, y por tanto no quiere tener un enfrentamiento con los recalcitrantes personajes con poder político y económico en Miami, los que pueden boicotearle actuaciones y ventas de sus discos, con sus métodos mafiosos.
Esos personajes que acusan a Cuba de “coartar” las libertades individuales, son los máximos violadores del artículo 19 de la declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, el que señala:
“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones…”
Por ese motivo y ante el temor de fuertes represalias, el compositor cubano se vio obligado a retractarse de sus declaraciones sobre el “embargo” y pedir mil perdones y disculpas a la comunidad cubano-americana en Miami…, aunque para salvar su honrilla afirmó que “esa medida no ha sido la mejor de las herramientas para promover un cambio en la isla”.
Una entrevista emitida el 25.11.2014 por el canal 23 de Miami, WLTV, en Univisión, Descemer dijo que los músicos no deberían hablar de política y añadió:
“Creo que cometí el error de no documentarme bien…, una vez más les pido mil perdones”.
Toda esta humillación por solo haber expresado sus opiniones sobre un acto que es rechazado anualmente por la casi totalidad de países que integran la Organización de las Naciones Unidas, con la deshonrosa excepción de Estados Unidos e Israel.
Es evidente que el error de Descemer fue el no haberse documentado bien, pues si hubiese leído algunos documentos oficiales del gobierno norteamericano, comprendería realmente los propósitos de ese “embargo”.
Un primer documento que debe conocer es el memorando enviado en abril de 1960 por el sub secretario de Estado Lester Mallory, a su jefe, en el cual expresó:
“…el único medio previsible que tenemos hoy para enajenar el apoyo interno a la Revolución, es a través del desencanto y el desaliento, basado en la insatisfacción y las dificultades económicas. Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba. Negarle dinero y suministros para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.
El otro escrito que Descemer tiene que estudiar es la Operación Mangosta de enero de 1962, donde se diseñó eso que la mafia anticubana defiende a ultranza y que dice:
“El objetivo de EE.UU. es ayudar a los cubanos a derrocar al régimen comunista en Cuba…”
“La acción política será apoyada por una guerra económica que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, las operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen y las de tipo militar darán al movimiento popular un arma de acción para el sabotaje ”.
Quizás con ese conocimiento Descemer se vea obligado a pedirle mil perdones a su pueblo cubano, y entonces sentirse orgullo por el coraje y resistencia demostrados ante el cruel Bloqueo, que intenta matarlo de hambre.
Solo entonces Descemer será verdaderamente Bueno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario