Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

martes, 14 de octubre de 2014

¿ De dónde partió la orden para asesinar al Che?



Mucho se ha escrito sobre el Che Guevara y sus últimos días en Bolivia. Y aunque a nadie escapa ya el papel decisivo que jugó los Estados Unidos en su captura en la Quebrada del Yuro en el sudeste de Bolivia, no existían pruebas concretas de la participación de la Casa Blanca a través de su servicio de inteligencia. Durante largos 17 años de trabajo, el abogado neoyorquino Michael Steven Smith, recopiló y analizó junto a su colega Michael Ratner, documentos desclasificados de la CIA que, según explicó a minutouno.com, “demuestran que el asesinato del Che respondió a una orden directa de los Estados Unidos y no, como quisieron instalar durante todos estos años, a una decisión del gobierno boliviano”.

1
De paso por Buenos Aires donde se acaba de publicar “¿Quién mató al Che? Cómo logró la CIA desligarse del asesinato” (Paidós) Smith dialogó con este medio y advirtió que “la evidencia recopilada permitiría enjuiciar a los responsables del asesinato que aún viven”. Smith, que integra el directorio del Centro para los Derechos Constitucionales, organización sin fines de lucro que a mediados de los ’60 defendió a Martin Luther King, advirtió además que, aunque ya no en el plano militar, la injerencia de la CIA en la región se mantiene como durante los años de la Guerra Fría pero por otros medios.
- ¿Por qué era necesario un libro como éste? Es sabido que los EE.UU estuvo no sólo detrás del asesinato del Che sino también del derrocamiento de gobiernos constitucionales en toda la región.

- En los Estados Unidos el gobierno ha tenido éxito en hacer creer a la gente, incluso a aquellos que profesan ideas de izquierda, que en realidad la Casa Blanca no tenía intenciones de asesinar al Che y que su ejecución fue decisión del gobierno boliviano. Lo que hemos conseguido y consignado en el libro son los documentos de la propia CIA que muestran lo que ustedes los argentinos ya sabían. Encontramos evidencia. Eso es lo que hacemos los abogados. Buscar evidencia concreta que nos permita sacar a la luz la verdad. Pudimos demostrar que el gobierno estadounidense y la CIA, trabajando a través de los militares de la dictadura boliviana, son los responsables del asesinato del Che.
- ¿Puede hacer algo la justicia estadounidense con estas pruebas 47 años después de su muerte?
- De acuerdo con la ley internacional y con la ley de los Estados Unidos matar a un prisionero de guerra constituye un crimen de guerra. Incluso si ese prisionero es un guerrillero. No hay límite temporal para investigar un asesinato en Estados Unidos, las causas por asesinato no prescriben. Y esto fue un crimen de guerra que no solo implica al solitario sargento boliviano que disparó, sino también a quienes planearon el asesinato, a quienes lo organizaron y a quienes permitieron que sucediera. Y muchos de ellos siguen vivos y deben ser llevados ante la justicia.
- ¿Cree que eso puede llegar a suceder, que la justicia estadounidense juzgue a los implicados?
- Para ser sincero no creo que suceda. No creo que el gobierno de los Estados Unidos se investigue a sí mismo y lleve a los responsables al banquillo de los acusados. Incluso tenemos las fotos tomadas en el hospital de Valle Grande donde el cuerpo del Che fue expuesto y se lo puede ver claramente a Gustavo Villoldo, jefe de la CIA en Bolivia. Villoldo vive en las afueras de Miami. También vive en Miami Félix Rodríguez, el ex agente de la CIA que armó en su casa una suerte de museo del Che donde expone el Rolex que le quitó al Che y su pipa. No sorprende que los Estados Unidos hiciera la ingeniería para asesinarlo. En los años previos al asesinato del Che, los Estados Unidos mató, o intentó matar, a los líderes de 19 países, entre ellos Patrice Lumumba (Congo), Ngo Dinh Diem (Vietnam del Sur), Gamal Abdel Nasser (Egipto), Jawaharlal Nehru (India) y Rafael Trujillo (República Dominicana) entre otros. La ironía es que en aquellos tiempo lo hacían a escondidas, no lo mostraban ahora lo hacen abiertamente en Medio Oriente y se vanaglorian de ello con total impunidad.
- La presidenta argentina, ante las amenazas recibidas semanas atrás dijo que no se debe mirar tanto al Estado Islámico y sino más al norte…
- No es descabellado pensar así. No lo es. Porque ella entiende la historia del gobierno de los Estados Unidos que en palabras de Martin Luther King “es el gobierno más violento del mundo”.
- ¿Y cómo actúa la CIA en tiempos de paz? Estoy pensando en el papel que jugó en los ’70 en la desestabilización económica del gobierno de Salvador Allende en Chile. En la previa al golpe de Estado, está probado que la CIA financió un lockout patronal que paró durante semanas los camiones provocando desabastecimiento. ¿Cambió sus métodos?
- La CIA sigue involucrada en acciones militares en Oriente Medio hoy más que nunca con sus drones y se involucra en los países en los que no hay conflictos de otra manera, incluso en América latina. Para entender eso yo tengo una máxima: “siga al dólar”. La CIA estuvo recientemente involucrada en el intento de desestabilización de los gobiernos de (Hugo) Chávez primero y (Nicolás) Maduro después en Venezuela. No me sorprendería que aquí esté haciendo todo lo que pueda para desestabilizar al gobierno de modo de obligarlo a pagar el total de la deuda que es reclamada por los fondos buitre.
- ¿De la injerencia directa a través de las armas a una más velada, económica?
- Después de la revolución, los cubanos enfrentaron el desafío de sostener, controlar y manejar su propia economía, como hoy la Argentina quiere controlar su propia economía sin la interferencia de los grandes países ricos del norte. Pero el gobierno de los Estados Unidos y la CIA aislaron a Cuba después de 1959 y cualquier gobierno que se resistía a la posición de los Estados Unidos era derrocado empezando con Bolivia y Brasil en 1964, con Chile en 1973 y después con la tiranía impuesta al pueblo argentino a partir de 1976 con el apoyo de los Estados Unidos. Por eso no me sorprendería que se comprobara en algún momento que Estados Unidos está operando detrás de escena a través de la CIA u otras organizaciones para desestabilizar el gobierno de Cristina Kirchner y creo que fue muy valiente y muy astuta al decirlo abiertamente porque al hacerlo, de alguna manera desactiva la posibilidad de que sigan operando.
- ¿El gobierno de los Estados Unidos sigue viendo a América latina como su patio trasero?
- Claro. Por supuesto que sí. Lleva varios siglos viéndolo así. Cuba era la fruta madura que solo había que recoger. La Doctrina Monroe establecida a comienzos del siglo XIX decía al resto del mundo que América latina era nuestra y esa doctrina sigue inspirando la voluntad de dominio hemisférico del gobierno de los Estados Unidos. Pero las cosas están empezando a cambiar y en parte por el Che Guevara.
¿En qué nota el cambio?
- Cuando la Argentina va al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra a denunciar a los fondos buitre y a la justicia de los Estados Unidos en esta nueva era de solidaridad e independencia de los países latinoamericanos Argentina logra el respaldo de Brasil, Venezuela y muchos otros países. Los únicos que votaron en contra fueron los Estados Unidos y sus socios ricos Alemania y Japón. Se ve más y más que la influencia de los Estados Unidos está en retirada. Los países de la región invitaron a Cuba a volver a la OEA en 2015 y Estados Unidos se opone. Veremos qué pasa finalmente. La nueva fuerza de los países de América latina está apareciendo y es fabuloso verlo, y en parte es por el ejemplo del Che.
- ¿Y cómo es percibida la figura del Che en los Estados Unidos?
- En Estados Unidos las cosas están cambiando. Estamos en el comienzo de algo, muy en el comienzo todavía es verdad, pero uno puede ver que las cosas están cambiando. Vemos la ocupación de Wall Street y las grandes manifestaciones como la de hace pocas semanas contra el cambio climático. Estamos en el inicio de una fuerte radicalización porque el gobierno y su economía ya no pueden cumplir con sus promesas. Nos hicieron dos promesas centrales: que su sistema económico era el único compatible con la democracia y que este sistema iba a brindar una mejor calidad de vida para todos. Y ambas cosas eran mentiras. La mitad de la gente en Estados Unidos es pobre o se encuentra cercana a la línea de la pobreza. El país es manejado por el 1% de la población, la más rica. El ex presidente Jimmy Carter lo dijo el año pasado: “no vivimos más en una democracia”. La calidad de vida de los estadounidenses ha sido avasallada y Estados Unidos se ha convertido en un lugar terrible para vivir a menos que pertenezcas al 1% más rico. Quizás no viva para verlo pero esto es el comienzo de algo y el Che es identificado con la lucha por la justicia y un mundo mejor, especialmente por los jóvenes, y esta fuerza podrá cambiar esto y quizás más adelante se investigue el asesinato como debería ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario