Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

jueves, 6 de febrero de 2014

El terrorismo amenaza a Sochi, sede de los Juegos Olimpicos de Invierno



La noticia levantó mis suspicacias de inmediato. Todas las agencias de prensa dieron una amplia cobertura a las declaraciones de un funcionario norteamericano sobre la amenaza de emplear tubos de pasta de dientes o cosméticos para trasladar explosivos hacia Sochi, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno. Según las informaciones –para mí creíbles-, el Departamento de Seguridad Interna lanzó una alerta sobre una posible amenaza terrorista específica contra este evento invernal.

Aunque el comunicado se escuda en una medida de precaución y, en tal sentido orientó a la TSA, encargada de la seguridad en el transporte en ese país, vigilar el abordaje de pasajeros con  pequeños tubos de pasta dental o cosméticos, muchas expectativas quedan abiertas. Por su parte, las autoridades rusas han tratado de minimizar la amenaza, aunque se sabe que han tomado en cuenta concienzudamente dicha alerta, poniendo ciertas reglas con respecto al equipaje de mano y el traslado de líquidos en el mismo.

NBC, cadena norteamericana destacó que la amenaza era poco probable de ser válida para aviones norteamericanos con destino a Rusia y sí para las aerolíneas con otros orígenes y similar destino, en un exceso de confianza muy cuestionable.
Por su parte, el representante republicano por Nueva York y  presidente del subcomité terrorismo e inteligencia de la Cámara de Representantes, Peter King, manifestó  a CNN una actitud más razonable y adecuada al peligro que entraña esta amenaza.
Aunque la vida me ha hecho un experto en terrorismo, creo sobremanera en los antecedentes reales que he conocido o con los que he estado vinculado. En una oportunidad, por orden de la Fundación Nacional Cubano Americana y Luis Posada Carriles, trasladé cerca de 900 gramos de C-4 en aviones comerciales para ser –supuestamente-, detonados en Cuba. Los mismos se encontraban enmascarados en un pomo de shampoo y   su respectivo acondicionador, marca Silkene. Este fue el inicio del empleo de aerolíneas por parte de terroristas asentados en la ciudad de Miami, quienes financiaron una oleada contra instalaciones turísticas en Cuba y cuyo punto de partida fueron varias ciudades centroamericanas.

Cambiar el enfoque de que las aerolíneas siguen siendo un blanco de terroristas sería un error cuyas consecuencias serían inimaginables.

Otro hecho levanta mis suspicacias y recelos. Aún recuerdo la captura a inicios de marzo de 1998 de los guatemaltecos Nader Kamal Musallam Baracat y María Elena González Mesa de Fernández, procedentes de Cancún, quienes transportaban la masa explosiva en tubos de pasta de dientes. Los detonadores eran transportados por la mujer quien, luego de evadir la vigilancia aeroportuaria, fue capturada en pocas horas. 

Ambos terroristas fueron reclutados por Francisco Chávez Abarca, por indicaciones de Luis Posada Carriles y la FNCA, siendo reclutados un mes antes con un premio de 3000 dólares (Manuel González, como se identificó Nader Kamal Musallam Baracat) y 2 000 USD para la mujer. 16 días después fue capturado Jazid Iván Fernández Mendoza, esposo de María Elena, quien estaba involucrado en el macabro asunto, por los resultados de las pruebas periciales que demostraron su participación en el manejo de los artefactos explosivos.

El Tribunal Popular Provincial de Ciudad de La Habana, en la causa 4/99, les condenó por haber introducido en Cuba, con fines terroristas, 432 gramos de explosivos, detonadores y relojes.

Hoy se encuentran en libertad, gracias a la benevolencia de las autoridades cubanas, luego de cumplir parte de sus condenas.

De tal forma, estimados lectores, el empleo de tubos de pasta de dientes como escondrijo para trasportar explosivos, aunque inusual, ha sido empleado con anterioridad y esa información la conocen detalladamente la Sección Antiterrorista del Departamento de Estado norteamericano, el FBI y la CIA. Saben también que estos actos de terrorismo fueron financiados por altos funcionarios de la FNCA y del Consejo por la Libertad de Cuba (CLC). Por supuesto, conocen la implicación directa de Luis Posada Carriles y Francisco Chávez Abarca en estos hechos.

Es por ello que esta alerta extraña, parte de una escondida maraña.


Percy Francisco Alvarado Godoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario