Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

viernes, 13 de diciembre de 2013

Entrevista con Elian González



Como parte de la Unión de Jóvenes Comunistas, Elián González viajó por primera vez fuera de Cuba desde que regresó de Estados Unidos. El joven representa un símbolo de la histórica tensión entre esos países, aunque a veces le gustaría ‘pasar desapercibido’.
¿Quién es? Nombre: Elián González Brotons. Nacionalidad: cubana. Edad: 20 años. Estado civil: soltero. Educación: tercer año de Ingeniería Industrial.
Hace 13 años, cuando tenía apenas 7, Elián se convirtió en una figura mundial después de sobrevivir al naufragio en el que murió su madre Elizabeth Brotons, en su intento por llegar a Florida (EE.UU.) desde Cuba en una precaria balsa.
“El balserito”, como fue bautizado por la prensa, permaneció 7 meses en Estados Unidos junto a familiares lejanos y a anticastristas. Tras una batalla legal entre su padre, José Miguel, quien estuvo apoyado por el mismo Fidel Castro, y parientes de Elián  radicados en Miami, el niño volvió a Cuba.
En la actualidad es un joven de 20 años y está de visita en Ecuador, en el primer viaje  al exterior que realiza desde que volvió a Cuba. Participa como miembro de la Unión de Jóvenes Comunistas en el 18º Festival de la Juventud y los Estudiantes. Mañana, durante el ‘Tribunal Antiimperialista’, Elián será uno de los testigos en el caso Cuba-Estados Unidos.
El martes pasado, en Sudáfrica, durante el funeral de Nelson Mandela, los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, se dieron un apretón de manos. ¿Qué opina de eso?

No sé cuáles fueron las intenciones (de Obama) o si simplemente fue algo de doble moral o un trato protocolario. Ojalá fuera una estrechada de manos que pudiera cambiar la historia. Este es el último mandato de Obama y por qué no ser el presidente que cambió la historia, que levantó el bloqueo contra Cuba, que puso fin a las guerras, que excarceló a ‘Los Cinco Héroes’ (cubanos presos en Estados Unidos) haciendo alusión a su Premio Nobel de la Paz.
Qué más quisiéramos nosotros que ese estrechón de manos fuera real, que fuera un gesto de amistad, un gesto de solidaridad con el pueblo cubano, sobre la base del respeto mutuo y a nuestra soberanía.
Es su primer viaje fuera de Cuba desde que regresó. ¿Por qué pasó tanto tiempo?
Sí, este es mi primer viaje porque sabemos que el imperialismo hace todo lo posible para dañar la integridad de la revolución, dañar a nuestro pueblo, hacernos sufrir y por miedo a una represalia, por miedo a que hicieran acciones en mi contra, no me habían dejado salir, y también  por lo pequeño que era. Ahora, como soy más grande y vine a  un país hermano, tenemos seguridad de que en Ecuador no sucederá nada. Ya era el momento de salir y expresarle al mundo lo que sentía, lo que pensaba y el respaldo que le doy a la revolución cubana, a Fidel y a los movimientos progresistas que están surgiendo.
¿Cómo se siente por primera vez fuera de Cuba, rodeado de esta atención mediática? ¿Cómo es la situación en su país?
En Cuba no se me agrede tanto, agredir en el sentido de que allá me dejan vivir como un joven común. Lo que pasa es que en Cuba  todos quieren conocerme, hacer amistad,  porque me hicieron parte de sus vidas. Aquí también el pueblo ecuatoriano ha sido muy cálido, solidario. No tenía ni idea de cuán grande había sido esta lucha, pero aquí me he dado cuenta de que pueblos de todo el mundo se sumaron a esa lucha de que yo regresara junto a mi padre. Pensaba que mi historia no era tan conocida, pero sí lo es. Es algo que me dieron los americanos, me dieron esa fama y, a veces, me gustaría pasar desapercibido; pero también está mi compromiso y mi deber: responderle a todo el que venga a verme, darle un trato afable y ayudarlo en lo que pueda, porque  la comunidad internacional se volcó en esta lucha y me apoyó.
¿Cómo es su vida en Cuba? Estudia Ingeniería Industrial en Matanzas, donde vive. ¿Por qué elegió esa profesión?
Soy un joven como cualquiera, salgo por la mañana a la escuela, voy a clases, a fiestas, escucho música, practico deporte, salgo con mi familia. Mi vida es lo más normal. Escogí esta profesión porque en Cuba se está llevando a cabo, por los lineamientos del partido, una reestructuración de la economía. A pesar de que estemos bloqueados, tratamos de desarrollarnos. Precisamente, de eso se trata esta carrera, estudiar las técnicas de dirección para poder hacer un proceso más productivo, más eficaz, más eficiente y hacerlo con la menor cantidad de recursos posible, con mayores resultados. Y también se aprende a gestionar la calidad y los recursos humanos. Creí que era la carrera más idónea para responder a lo que pide hoy la revolución, el país, que es un cambio en nuestra política económica para  seguir llevando a cabo nuestro modelo. Me faltan 2 años para acabar, es una carrera de 5 años.
¿Cómo ve las reformas que se están implementando en Cuba?
Eran reformas necesarias. Se vienen dando cambios para reestructurar nuestra economía, buscando ser más productivos. Se está dando una serie de aperturas, cada vez son más los cuentapropistas, se hacen más cooperativas agropecuarias. Todo esto se ha hecho para propiciar el desarrollo de la economía en Cuba.
También se han dado cambios en la política migratoria y otros sectores. Son cambios muy buenos que han sido bien vistos por el pueblo, porque son para mejorar la situación. El camino es duro, es difícil sostener una economía siendo un país tan pequeño, un país sin  grandes recursos, solamente con el recurso humano que es lo principal.

A pesar de que estamos bloqueados, siempre salimos adelante. Estas políticas van encaminadas a resolver problemas de la población. En cambio, Estados Unidos dice que quiere ayudar al pueblo cubano y pone un injusto bloqueo, una serie de leyes que lo único que hacen es hostigarnos y provocar problemas económicos.
¿Cómo se involucró en la política? ¿Se ve relevando a alguno de los líderes de su país?
Si en algún momento eso me tocaría, lo haría con gran orgullo. Tampoco es lo que quiero. Yo no quiero ningún puesto de dirección, ni nada. Yo quiero mi vida lo más tranquila posible, pero si se necesitaría, es lo que estoy dispuesto a hacer. Siempre la juventud cubana ha estado preparada, como el mismo Fidel y Raúl, que fueron jóvenes y supieron ver de qué lado estaba el deber y no de qué lado se vivía mejor. Yo ahora soy parte de la Unión de Jóvenes Comunistas.
Muchos cubanos viven en Estados Unidos. Usted pudo quedarse allá, pero hizo el proceso contrario, regresar a Cuba. ¿Está consciente de lo que representa?
Creo que soy un símbolo positivo. He tenido la oportunidad de hablar con cubanos que radican en Miami y también me admiran, creen que tomé la decisión correcta. Ellos viajaron a Miami por problemas económicos que son causados por el bloqueo. Si Estados Unidos emitiera una ley para  que todo ecuatoriano que pise su suelo pueda quedarse y al cabo de un año se le dé la ciudadanía, solo imagínense cuántos ecuatorianos irían. Como diría Martí, yo vi el monstruo y le conozco sus entrañas. El suelo norteamericano no es mejor que el suelo ecuatoriano, aquí se está llevando a cabo una Revolución Ciudadana para beneficiar al pueblo.
Recordamos la imagen del niño llorando, sometido a presión y que había perdido a su madre en el intento de llegar a Estados Unidos. ¿Cómo la recuerda?
Creo que ella se vio, en parte, manipulada por su compañero de ese momento, que era un delincuente, una persona baja que, hasta  recuerdo, la maltrataba.
No tengo la claridad para decirlo, era muy pequeño, pero talvez fue obligada por él. La recuerdo como una buena madre, que me dio el cariño que necesité. Sobre su deseo de ir a Estados Unidos, estoy seguro de que nunca tuvo nada en contra de la Revolución Cubana ni de la dirección del pueblo; su deseo era mejorar económicamente, producto de ese bloqueo y esas leyes injustas que nos imponen. Pero más grande que el sufrimiento que yo pude haber sentido es el de los hijos de ‘Los Cinco Héroes’. Lo mío transcurrió en apenas un año, ellos llevan 15 en esta batalla.
UNA CONDENA A DELITOS DE LESA HUMANIDAD
Ecuador condenó en el Tribunal Antiimperialista los delitos de lesa humanidad cometidos en la década del ochenta por el gobierno de León Febres-Cordero.
La protesta fue analizada por la corte sancionadora, que se abrió ayer en el Centro de Exposiciones Quito, como parte del XVIII Festival de la Juventud y los Estudiantes. El encuentro reúne hasta el viernes a 8.500 jóvenes de  83 países.
Susana Cajas, quien fue integrante de la exagrupación Alfaro Vive Carajo (AVC), expuso en el Tribunal cómo ella y varios de sus compañeros, entre otros Arturo Jarrín y Luis Vaca, fueron torturados en el llamado ‘infiernillo’, que era uno de los lugares de abuso extremo.
Dijo que el proceso fue parte del Consejo de Seguridad, que puso en marcha  EE.UU., apoyado por Febres-Cordero. El hecho, que aún se procesa en las cortes nacionales ecuatorianas, recibió el repudio de los jóvenes.
En la cita también se expuso la matanza, uso de armas, bloqueo económico y ataques que Corea recibió en 1952,  como parte de la guerra que enfrentó con EE.UU., así como la división de Chipre, provocada por el país del norte, por el desplazamiento forzoso y la intervención de turcos y el Gobierno británico en el Chipre griego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario