Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

martes, 3 de diciembre de 2013

Alan Gross quiere la libertad



El contratista estadounidense Alan Gross, encarcelado hace cuatro años en Cuba, pidió al presidente de EEUU, Barack Obama, dar "todos los pasos que sean necesarios" para lograr su liberación, por considerar que ésta sólo será posible si el mandatario se implica personalmente.


"Con el mayor respeto, señor presidente, temo que mi Gobierno, el mismo Gobierno al que yo servía cuando comenzó esta pesadilla, me ha abandonado", dice Gross, de 64 años, en una carta enviada a Obama con motivo del cuarto aniversario de su arresto en Cuba, que se produjo el 3 de diciembre de 2009.
"Para mí está claro, señor presidente, que sólo con su implicación personal se puede conseguir mi liberación", indica en la misiva, enviada a través de la sección de intereses de EEUU en La Habana y publicada por el diario Washington Post.

La familia de Gross planea entregar la carta a la Casa Blanca este martes, cuando se cumplen cuatro años de su arresto, que estuvo seguido en 2011 por una condena a 15 años de cárcel por cometer "acciones contra la integridad territorial del Estado".
"Me niego a aceptar que mi país podría dejarme atrás. Señor presidente, por favor, dé todos los pasos que sean necesarios para traerme de vuelta a casa", señala Gross.
La carta llega un mes después de que un grupo bipartidista de 66 senadores, liderados por el demócrata Patrick Leahy, urgieran en otra misiva a Obama a "actuar de forma expedita para tomar las medidas que estén en el interés nacional para obtener la liberación" de Gross.
Desde 2009, el Gobierno de Obama ha pedido a Cuba en público y privado la liberación de Gross, y el asunto se ha convertido en el principal obstáculo para el avance de la política de apertura a la isla que el presidente estadounidense inició a su llegada al poder.
En un comunicado, el Departamento de Estado volvió a exigir este lunes su liberación "inmediata e incondicional", y consideró "gravemente decepcionante" que su cautiverio se haya prolongado tanto.
Gross se mostró en su carta "muy agradecido" por los llamamientos a su liberación del Gobierno de Obama, pero subrayó que eso no le ha "llevado a casa".
"Sé que su administración y otras administraciones han tomado pasos extraordinarios para obtener la liberación de otros estadounidenses encarcelados en el extranjero, incluso algunos que no habían sido arrestados por su trabajo en nombre de su país", apuntó Gross.
"Le pido que tome acciones para asegurar mi liberación, por mi bien y por el de mi familia", añadió.
Consideró además que es necesario evitar que los "innumerables" estadounidenses que hay en todo el mundo tengan "duda alguna de que si se les toma cautivos en una tierra extranjera, su Gobierno moverá cielo y tierra para asegurar su libertad".
El preso describió además su día a día, que supone "23 horas en una pequeña celda con otros dos reos y una hora en un patio cerrado" y sus problemas de artritis.
"He pedido a mis hijas que no me visiten porque no puedo soportar que me vean así, una sombra de quien fui, rodeado por hombres con ametralladoras", afirmó.
La mujer de Gross, Judy, planea participar en una manifestación este martes frente a la Casa Blanca con motivo del cuarto aniversario del arresto de su marido.
 Tomado de CubaSi

No hay comentarios:

Publicar un comentario