Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

jueves, 30 de mayo de 2013

Otra del subcontratista estadounidense Alan Gross



El “subcontratista” estadunidense Alan Gross, que cumple una condena de cárcel en Cuba, perdió una multimillonaria demanda contra su gobierno, según la sentencia de una corte federal difundida este miércoles.
“Puesto que el gobierno federal tiene inmunidad ante perjuicios causados en países extranjeros, la corte acuerda la moción (de sobreseimiento)”, explicó la sentencia del juez federal James Boasberg, con fecha del martes.
“Todo lo que puedo decir es que estamos decepcionados por la sentencia”, reaccionó el abogado del subcontratista, Scott Gilbert, en un correo electrónico.
Gilbert aseguró que su cliente apelará.

Gross cumple en Cuba una condena de 15 años por atentar contra la seguridad del Estado cubano, y presentó su demanda ante una corte federal en Washington en noviembre pasado, tras casi tres años de reclamar su libertad.
Gross y su esposa Judy pedían hasta 60 millones de dólares a la agencia del gobierno estadounidense de ayuda internacional Usaid y al contratista que lo mandó a Cuba, DAI, tras acusarlos de no haberlo informado suficientemente de los peligros que corría, y de haber desoído a su vez sus advertencias de que podían capturarlo en cualquier momento.
La sentencia del juez federal reveló que los Gross han llegado a un acuerdo privado con DAI, y por lo tanto la demanda en su contra “será desechada en breve”.
El subcontratista, con amplia experiencia en operaciones de ayuda al desarrollo, fue enviado a la isla en 2009 para proporcionar material informático y celulares a comunidades judías.
El especialista fue capturado en diciembre de 2010, e inmediatamente se convirtió en una pieza de negociación entre los dos gobiernos, que no mantienen relaciones diplomáticas desde hace más de medio siglo.
Washington exige su liberación ya que considera que no es un espía, mientras que La Habana recuerda regularmente que cuatro de sus ciudadanos siguen en las cárceles estadounidenses tras haber sido condenados por haber espiado al movimiento anticastrista en Florida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario