Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

martes, 22 de noviembre de 2011

Obama viaja para tratar de detener el hundimiento del barco

 Según un proverbio chino, "el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo". Si usted lo duda ponga atención a las noticias que llegan de la reciente Cumbre de Asia Oriental (EAS), en la isla de Bali, y uno de los destinos del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien acaba de cerrar una gira de nueve días por la región de Asia-Pacífico... Allí, algo frecuente en estos días, se emitió otro SOS del capitalismo.

Obama en su gira por la región Asia Pacífico emitió otro SOS del capitalismo.

El sábado, tras vivir de cerca una lección oriental, Obama confesó algo insólito: "Los estadounidenses hemos sido un poco vagos en las últimas décadas". Y explicó su opinión: "el país ha dependido demasiado de comprar, consumiendo y amasando deuda en la última década, y ahora debe esforzarse más para recuperar su sector de manufactura a fin de fomentar exportaciones y crear empleo".
En lo que no abundó mucho Obama fue en el verdadero objetivo de su gira. El intento desesperado de retomar las relaciones con la región de más rápido crecimiento del mundo. Y el regreso a Washington (¡oh, campaña electoral en marcha!) con el portafolio engordado de acuerdos comerciales, que de concretarse, representaría la creación de 130 mil empleos en Estados Unidos y una reanimación de las exportaciones, en el orden de unos 39 mil millones de dólares.
Quién podía prever que entrada la segunda década del siglo XXI, un presidente norteamericano, esa especie de faraón del sistema capitalista, desandaría el mundo en busca de ayuda para reflotar el gigantesco barco del capital, que hace agua en todas partes. Ya no es solo el mundo al revés, ahora también es la historia. Es el gigante Chino plantando posición ante el imperio que busca salvavidas por doquier. Es la lección de un dirigente de gobierno, Wen Jiabao, que escucha al atribulado Obama y declara: "China nunca buscará la hegemonía, pero se opone a cualquier comportamiento hegemónico".

Sin duda, la historia cambió. Se respira en muchas noticias insólitas originadas en diferentes partes del mundo: el gigante brasileño que ofrece su mano para ayudar a Estados Unidos a sortear su crisis¼ Y la pujante Angola anuncia que está lista para auxiliar a Portugal, su expotencia colonial, a luchar contra la crisis financiera de la Zona Euro, que llega con su inevitable onda expansiva a las fronteras lusitanas. Resulta que ahora la economía portuguesa va camino de contraerse un 2,8 % el próximo año, mientras la de su excolonia crecerá un 12 %.
Muchos tratan de explicarse esta metamorfosis de la economía mundial. Y la comparación con el hundimiento del Titanic es recurrente en los artículos, las caricaturas y los chistes. La definición del colega español José Fernández de la Cigoña es una de las más ilustrativas: "Además del iceberg, en el hundimiento tuvieron mucho que ver la arrogancia, el exceso de confianza, el menosprecio al poder del ambiente natural, la negligencia de quienes estaban al mando y la deficiente aleación del acero con que estaba hecho el buque, el cual tenía un alto contenido de azufre que lo hacía extremadamente frágil".
Y esta es su analogía con el Titanic del sistema capitalista contemporáneo: "Arrogancia, exceso de confianza, negligencia de los dirigentes, legislación que se cumple pero no limita comportamientos especulativos, viajes a toda máquina en busca de mayores enriquecimientos, en donde los beneficios se reparten entre unos pocos, y las pérdidas entre todos (vía impuestos), con el objeto de subsanar déficits públicos y planes de rescates... Viajes hacia ninguna parte. Viajes peligrosos sobre gélidas aguas sembradas de icebergs. Viajes que acaban congelando la economía, o en el peor de los casos mandando el barco en el que todos viajamos al garete".
También existen otros viajes, como el de la reciente gira de Obama. Viajes para buscar en otra parte las riquezas que no fueron capaces de crear en casa. Viajes para intentar detener el hundimiento en tierra de un barco que ya perdió toda esperanza de volver a zarpar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario