Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

martes, 22 de noviembre de 2011

Mujer embarazada aborta después de ser rociada con gas pimienta en Seattle

Una mujer embarazada que fue rociada con spray de pimienta durante las protestas del Occupy Seattle denuncia que perdido el bebé cinco días después como resultado de la violencia ejercida por la policía. Jennifer Fox, de 19 años, demanda que además de ser literalmente empapada por spray de pimienta, la policía le golpeó en el estómago dos veces. Asegura que un policía le dio una patada y otro la empujó con la rueda de su bicicleta, mientras dispersaban a los manifestantes el pasado 15 noviembre.
En el vídeo que da cuenta de los hechos se puede ver a la joven Jennifer gritando a las personas que la están atendiendo que no puede ver, mientras estos procuran tranquilizarla señalándole que es efecto del spray de pimienta. "Estaba en mitad de la multitud cuando la policía empezó a cargar. Me puese a gritar 'estoy embarazada, estoy embarazada, dejadme salir, estoy tratando de salir'", asegura la joven. Justo en ese momento, un policía levantó su bota y le propinó una patada en el vientre y otro la empujó con su bicicleta, según relata la joven. "Lo hicieron deliberadamente", añade. "Entonces me rociaron de spray de pimienta".
La joven ha relatado a la prensa que esa misma noche fue asistida en el hospital Harborview y, aunque una ecografía reveló que el feto estaba en perfecto estado, el domingo comenzó a sentirse mal, sufriendo pinchazos en el vientre. Regresó al centro hospitalario donde, según relata, le indicaron que estaba sufriendo un aborto. Fox asegura que la causa de haber perdido el bebé es debido a los golpes de la policía y a que el spary de pimienta entró en su cuerpo y llegó hasta el feto.
La joven es una persona sin techo que ha acampado en Occupy Seattle desde que comenzó la acción de protesta. Asegura que a su niño le iba a poner el nombre de Miracle (Milagro). "Duele, es triste. Estaba preparada para tener el bebé porque mi familia me iba a echar una mano atendiéndonos", asegura. Jennifer Fox asegura que aún no dispone de su historial médico, pero que reclamará al hospital que se lo facilite para demostrar que dice la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario