Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

viernes, 9 de septiembre de 2011

La Cultura de la Desinformación

Si el asunto no fuera tan serio, movería a la risa.
Ahora resulta que, de acuerdo a poderosos medios de prensa foráneos, los cubanos somos reprimidos con gases lacrimógenos y no tenemos derecho de opinar de esto, aquello y lo otro.
Lo comentaba hace solo unas horas. Esas multimillonarias televisoras y demás, desinforman a sus clientes, a sus usuarios, manipulando y dando créditos a los mensajitos que un grupúsculo de raspacueros  envían desde el Verde Caimán.
Estamos de nuevo en presencia de la Cultura de la Desinformación y con ella se pretende allanar el camino a una agresión “Humanitaria” al estilo Irak, Afganistán y Libia, por solo citar algunos.
En la supuesta nueva estrategia no puede faltar la Loba Feroz y sus acólicos, que desde luego exhiben títulos con notas sobresalientes en la asignatura de terrorismo.
Es tan viejo el modo operandi que hasta asco provoca.
Que vergüenza que esos medios dediquen horas a fabricar una imagen anticubana y no digan UNA sola palabra de los millones que mueren en el planeta por las bombas yanquis.
¿Por qué no dedican al menos cinco minutos de su programación a quienes en los propios Estados Unidos viven por debajo de los niveles de pobreza, deambulan por las calles y piden limosnas?
Cultura de la DESINFORMACIÓN, claro está, Miento y condiciono el terreno para intervenir militarmente en donde me plazca.
Sin embargo olvidan un detalle. Los cubanos estamos unidos a nuestro Partido, a nuestro Gobierno, a nuestros dirigentes, y nuestros medios, con mucho menos aparataje, son cañones de la verdad y no se casarán de decirla al que la busque.
Nada que estos raspacueros de ahora, continúan siendo asalariados del Imperio y chocarán de nuevo con la misma piedra, que quiere decir con un bastión de ideas y principios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario