Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

sábado, 3 de septiembre de 2011

Derechos Humanos a los Made IN USA

Si el asunto se refiriera a un país del Tercer Mundo es muy posible que Estados Unidos armara un entramado mediático y utilizando al Consejo de Seguridad de la ONU y a los aliados europeos, hasta una guerra le hubiese declarado.
Pero esta vez se trata del propio Estados Unidos, donde una comisión creada por el gobierno llegó a la conclusión de que casi un centenar de guatemaltecos murieron debido a un experimento con enfermedades de transmisión sexual que realizaron científicos norteamericanos en la década de los cuarenta.
Ahora hasta la comisión y la prensa estadounidenses califican el hecho como violatorio de los derechos humanos —motivo que utilizó el Pentágono para justificar sus bombardeos a Yugoslavia, Iraq y Libia.
En esta oportunidad el marcado con el dedo acusador es el mismo que ha matado y masacrado a cientos de miles de personas, con sus guerras de la última década.
Los guatemaltecos que participaron en el experimento nunca supieron que estaban siendo infectados con sífilis. Y, hasta ahora, que se sepa, 83 de ellos murieron.
¿Y quiénes eran estos conejillos de indias utilizados por Estados Unidos en sus experimentos letales? Se trataba de enfermos mentales, soldados, presos, prostitutas e incluso niños en orfandad, a quienes nunca se les pidió el consentimiento.
Los científicos estadounidenses inocularon sífilis y gonorrea a más de mil personas en el país centroamericano entre 1946 y 1948 para probar la efectividad de la penicilina; dice el informe dado a conocer el lunes, que establece que los médicos sabían que estaban violando las normas éticas pero hicieron lo posible por ocultarlo.

"La gente que sabía, quería mantenerlo en secreto porque si se hacía más conocido, se transformaría en objeto de críticas públicas", dijo la jefa de la comisión Amy Gutmann, presidenta de la Universidad de Pensilvania.
El corresponsal de la BBC en Washington, Paul Adams, indicó en un despacho noticioso que unas 1 300 personas fueron expuestas a las enfermedades de transmisión sexual y que el experimento fue realizado en secreto.
La señora Gutmann dijo que durante la reunión del pasado lunes, la comisión describió estos ensayos como una violación a los derechos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario