Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

jueves, 29 de septiembre de 2011

Al dueño de la Viajera Peninsular

Durante el Festival Iberoamericano de la Décima efectuado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, España, se acordó instituir el 30 de septiembre, natalicio también del poeta cubano Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, como Día de la Décima Hispanoamericana.
La propuesta efectuada por la delegación de Argentina, contó de inmediato con el respaldo de las asociaciones de culturas, y por todos los cultivadores de la décima y el verso improvisado que allí se encontraban.
La Décima es una de las formas estróficas de mayor arraigo y amplia distribución en toda Latinoamérica, siendo especialmente significativa en la poesía popular y rural, ejemplo de esto es la actual pervivencia en las prácticas donde suelen usarse dos o más cantores, que se enfrenten en un duelo de décimas improvisadas en el momento, con acompañamiento musical, generalmente de guitarra.
En Cuba se producen dos variantes en la utilización de la décima y se cubaniza a su vez, el oído del campesino se prepara para escucharla y la voz para decirla, se extiende por todo el archipiélago y se hace de uso común la improvisación, la controversia y la décima escrita.
Tenía que ser este y no otro el día señalado para dedicarlo a la Décima Hispanoamericana, pues un día como hoy hace 89 años nace Jesús Orta Ruiz, descendiente de una familia campesina, conservadora de las tradiciones y el folclore de origen español en los campos de Cuba.
Es entonces que el punto de partida de su vocación poética, que manifiesta precozmente, no podía ser otro que la décima, folclorizado en el canto de los labradores cubanos, cuya décima improvisaba desde los nueve años de edad.
Ya en la adolescencia comenzó a conquistar una popularidad que ha culminado como legendaria, que lo identifica más con el seudónimo de Indio Naborí, sobrenombre que recuerda al aborigen que laboraba la tierra en oposición a los cantores populares que en aquella época se autollamaban caciques.
Es precisamente nuestro Indio Naborí ejemplo para niños, jóvenes y adultos que en Cuba son cultores del verso improvisado y muy especial a los que cada día dejan su impronta en el Centro Iberoamericano de la Décima.
Para concluir esta reseña a Jesús Orta Ruiz una de sus más conocidas décimas:

Viajera peninsular
Cómo te has aplatanado,
Qué sinsonte enamorado
Te dio cita en el palmar.
Dejaste viña y pomar
Soñando caña y café,
Y tu alma española fue
Canción de arado y guataca
Cuando al vaivén de una hamaca
Te diste al Cucalambé.



No hay comentarios:

Publicar un comentario