Frases de José Martí.....La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes......Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.....Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.....Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.....El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.....La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.....

Frases de Fidel

Frases de Fidel......Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos.......El Partido es hoy el alma de la Revolución......Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad......Nunca nos dejaremos arrastrar por la vanidad y por la ambición, porque –como dijo nuestro Apóstol– “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz......Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas......Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos

martes, 19 de julio de 2011

Moncada: Motor pequeño que echó a andar el motor grande

Era la mañana de la Santa Ana. Hacía falta echar a andar el motor pequeño que ayudaría a arrancar el motor grande.
Los asaltantes vistieron sus uniformes verde olivo, con armas en las manos y sus corazones entregados a la acción libertaria.
Así llegó el día señalad: 26 de julio de 1953, un día en que Santiago de Cuba estaba en pleno apogeo por los carnavales, por lo que era difícil distinguir tantos visitantes. Era la hora de honrar al Apóstol, de no permitir que muriera en el año de su centenario, de tomar por asalto la historia y desterrar para siempre la ignominia de la patria oprimida.
Los jóvenes del centenario se lanzaron a la conquista del objetivo. El factor sorpresa fracasó y la acción no se pudo completar. En el combate cayeron unos pocos de ambos lados.
A partir de entonces la persecución fue feroz, muchos de los compañeros que cayeron en manos enemigas fueron asesinados. Una semana después, en las estribaciones de la Gran Piedra fue sorprendido y apresado Fidel. Le salvo la vida la dignidad de un militar negro, Pedro Sarría.
El asalto al Moncada no había sido una acción para quitar a Batista y sus compinches del poder, había sido una acción para dar inicio a un programa transformador, a una verdadera Revolución, con una Plataforma Martiana, para poner fin a la miseria, al desempleo, la insalubridad, el analfabetismo, la incultura, la opresión extranjera, que transformaría todo el régimen político y económico-social.
Aquel motor pequeño no quedó olvidado allí, porque como todo motor de combustión, el pequeño que arrancó en el Moncada falló, pero no se apagó y generó energía para echar a andar el motor grande: La Revolución que continuo con la lucha clandestina, el desembarco del Yate Granma, la guerra de la Sierra Maestra, en llanos y montañas del país, que hizo posible el triunfo revolucionario aquel Primero de Enero de 1959, Con todos y para el bien de Todos. El asalto al Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba por la Generación del Centenario fue sin dudas “LAVICTORIA DE LAS IDEAS”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario